Opinión: Tips a lo que nos enfrentamos a la hora de comprar un videojuego

El sector del videojuego ha cambiado mucho a lo largo de años. Atrás queda esa época en la que la decisión era a qué casa de nuestros amigos con ordenador o play acudir para jugar porque alguno de nosotros todavía no teníamos y, requeríamos disfrutar de nuestro hobby, algo que sólo era posible a través de otras personas. Hoy día, gracias a la era del auge tecnológico, tenemos a nuestro alcance numerosas consolas con una larga lista de títulos para elegir cada mes, desde triples A hasta indies que también han calado hondo en nuestros corazones y que merecen nuestra atención.



La industria de los videojuegos ha ido creciendo con muchos de nosotros prácticamente, y el mercado ha ido cambiando. Actualmente las decisiones a las que se enfrenta un jugador a la hora de adquirir un título son las siguientes:


Precio

Seamos sinceros, el hobby de los videojuegos por lo general es caro, sobre todo si somos de los jugadores que cada semana (o incluso en menos días) hemos consumido un título y requerimos de más si somos jugadores más asiduos a buscar títulos nuevos. Eso a la larga es un gasto en el bolsillo, especialmente si somos fans de videojuegos de Nintendo o de PS4 y nos gusta jugarlos recién se lanzan al mercado. Gastar 50 o 60 euros en un título es una decisión que tenemos que pensar bien, sobre todo si le añadimos que coincide en un mes que se hacen varios estrenos de juegos de los que estamos interesados, por lo que las cifras se disparan y quizás sobrepasen al presupuesto que podemos destinar a esta afición. No queda otra que priorizar y ver cuál nos compensa más de acuerdo a nuestros gustos y a nuestro bolsillo.

El jugador se piensa en qué momento adquirir el juego, y en ese momento puede valorar lo siguiente: esperar un tiempo más para ver si baja de precio o, si puede darse el capricho y comprarlo, sobre todo si se trata de algún aclamado juego que esperaba con ansia desde hace tiempo. Otros factores que puede tener a la hora de valorar si comprar o no un título son los siguientes: la duración del juego, el grado en el que le gusta el título (hay diferencias entre ese juego que nos parece super interesante y nos motiva a querer jugarlo, a otros juegos que simplemente nos parecen “monos” y reconocemos que podrían estar bien, sin mayores ilusiones), el conocido hype, o el tiempo con el que el jugador cuenta en ese momento para dedicar unas horas al juego. También se tiene en cuenta lo que nos apetece jugar en ese momento porque puede ser que nuestro estilo de vida sea estresante y busquemos un género que no nos haga pensar mucho, con el que estemos tranquilos y que no tengamos que estar especialmente concentrados para poder seguir su avance. O puede suceder todo lo contrario, puede que nuestro cuerpo nos pida un juego de acción porque ya estamos saturados de jugar tantos títulos tranquilos o porque simplemente nos apetece en ese momento sin más razones.


Numerosos títulos atractivos en el mercado

Esta idea está enlazada un poco a la anterior que señalamos del precio junto con el factor del tiempo. Ocurre que hay demasiados videojuegos que podrían ser interesantes, que vemos tanto en presentaciones oficiales, o en el catálogo de nuestras consolas. Son juegos atractivos ante nuestros ojos por mecánicas, por el lore, por el carisma de los personajes, o por gráficos, y que se lanzan cada mes. Pero claro, no disponemos de todo el tiempo del mundo para poder jugarlos en realidad, y aquí si puede que lo compremos por el sentido de obtener el juego que nos gusta, coleccionarlo, y ya se jugará algún día. Pero otras veces, somos realistas con nuestro tiempo actual y no lo compramos. Y esto a veces también nos agobia, porque en verdad nos gustaría poder jugar a muchos títulos pero al final siempre hay que elegir y priorizar en el momento lo que cada uno puede.



Spoilers

Estamos conectados a través de las redes sociales y las formas de comunicación también han cambiado, dando un protagonismo importante a las aplicaciones para interaccionar con el resto de personas e informarnos sobre lo que publican las compañías de primera fuente. Ocurre que si no jugamos un videojuego el primer día de lanzamiento y somos de los que nos gusta usar las redes, es relativamente fácil acabar viendo imágenes del juego que pueden ser spoliers o, simplemete mostrar partes del juego a través de otras personas, dejando de ser novedad para ti. Esto te puede llevar a la decisión de adquirir un videojuego el primer día de su lanzamiento para que así lo puedas descubrir por ti mismo, o a veces no es un problema ver imágenes y, hasta incluso, puede aumentar tus ganas de jugarlo con tus propias manos.



Posibilidad de seguir un videojuego a través de un youtuber

Hay veces que no es posible comprar un juego bien por el elevado precio que no encaja en nuestro bolsillo, o bien porque sólo está disponible en una plataforma que nosotros no disponemos de ella. Y en verdad, tenemos muchas ganas de ver como es el juego por su historia o por cualquier otro aspecto que llame nuestra atención. Una opción que también hacen los jugadores es seguir y ver un videojuego a través de algún canal de youtube, donde se muestre todo el juego desde el principio hasta el final, y podemos ver como es así como la historia. De esta forma, el jugador queda saciado en cuanto a la parte de saber cómo es el juego. Esto es una práctica que no gusta a todos los jugadores, porque pueden preferir descubrirlo por ellos mismos y ver como se les da el control de los mandos o del ratón, y tener una experiencia en primera persona.



¿Perdonamos los bugs y aceptamos el contenido adicional?

Hoy en día puede ocurrir que algún título se lance antes de estar del todo terminado, lo que signifique que puede tener bugs o puede suponer que con el tiempo tenga actualizaciones de contenido a través de expansiones, y éstas sean de pago. Es un aspecto que no gusta a todos los jugadores porque sienten que al finan el precio final del juego puede rondar los 80 euros si nos ponemos a sumar, a parte de la sensación de haber sido estafados o de que no sea el precio final adecuado porque los números se han inflado a base de expansiones de pago para saber cual es el final del juego.



Juegos con mecánicas complicadas, o al revés, consideras que no hay demasiado reto

Hoy en día con tanta información a nuestro alcance, se sabe qué juegos son más o menos difíciles de resolver de antemano, y esto puede suscitarte más interés al plantearse como un verdadero reto, como un juego de los antiguos que tanto te hacían sufrir y estar alerta, o todo lo contrario: puede generar frustración el hecho de costar tanto pasar determinadas partes del juego y llegar a cansarte la constante búsqueda de cómo hacerlo, a través de Internet. También ocurre lo contrario, si el juego te parece demasiado sencillo o consideras que no tiene emoción, puedes descartarlo de entrada a pesar de que te gusten los personajes o la historia. Al final, a cada uno nos gustan más unos géneros que otros, y no buscamos las mismas cosas dentro de un juego aunque haya tendencias y estudios que señalen lo que más les gusta a los jugadores y por tanto, crearlos en función de este punto también. Pero hoy en día, también es verdad que hay juegos para todo tipo de públicos y gustos.



La nostalgia y los remakes

Sabemos que la nostalgia mueve mares y que funcionan bien para conseguir ventas, solo hay que ver lo presente que sigue Mario Bros en el mercado, por ejemplo. A veces se lanzan remakes o remasterizaciones de juegos que ya hemos visto cuando éramos niños o adolescentes, y que nos gustaron mucho. Precisamente como nos encantaron, queremos volver a revivir esas sensaciones gratificantes que nos ha producido la experiencia de juego, y que mejor manera de hacerlo si es con un apartado gráfico mejorado y adaptado a lo que hoy día estamos más acostumbrados. Porque ya se sabe, más vale lo bueno conocido que lo malo por conocer. Y en ese sentido, hay títulos que se nos presentan muy interesantes para nosotros por el cariño que le tenemos.



Somos mas exigentes con las sagas

Unido en parte al punto anterior, cuando tenemos cariño a una saga y se han lanzado numerosos títulos de la misma, somos más exigentes con lo que la compañía puede producir y sorprendernos. Puede ocurrir que se lancen títulos nuevos (o remakes) que no muestren nada nuevo para nosotros y que no nos interesen a pesar de ser de un título de una de nuestras sagas favoritas. Si eres un jugador casual con la saga o que no has jugado todos sus títulos, pero simpatizas con los personajes o la historia puede ser que te decidas a comprarlo. Pero si eres un jugador más exigente con el contenido de la saga puede que veas claramente que no es lo que esperas de una saga y que decidas no comprarlo, o no al menos de salida, porque crees que no es para tanto el juego.



¿Y si el juego ha pasado de moda?

Puede que en el momento del lanzamiento no pudieras comprar un juego cuando todos tus amigos si lo estaban probando y comentaban cosas del mismo. Con el tiempo, quizás si puedas adquirirlo pero nadie de tu entorno lo está jugando ya, por lo que si es un juego con apartado online y es una de tus partes favoritas, puede que te deje de apetecer. En este punto depende mucho de si te gusta más disfrutar un juego online con tus amigos, o te gusta más jugar en solitario, porque eso puede influirte tanto para adquirir un juego en un determinado momento que todos tus amigos vayáis a jugarlo, o puede que cuando tú puedas adquirirlo ya no sea el juego de moda, por así decirlo, y prefieras mirar otro tipo de juegos para comentarlo con tu circulo cercano. Aunque es verdad que siempre puedes buscar grupos para jugar o puede que si que tengas ganas suficientes de probarlo porque no hay tiempos para poder jugar algo que para ti sea nuevo. De hecho, siempre es fascinante descubrir un juego que te gusta, sea el día de su lanzamiento o años después.



Juegos competitivos que conlleven insultos y toxicidad

Si te gustan los juegos competitivos y online probablemente no haya ningún problema porque ya conoces las situaciones y no le des importancia, pero si es un juego donde lo importante es su parte online puede que lo descartes porque no te gusta jugar tanto con otros jugadores que además te insultarán si los resultados no son los esperados y acabes picado en el juego.



Y vosotros, ¿Qué tenéis en cuenta a la hora de adquirir un videojuego?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *