Demuestra que eres un ser humano


Durante estos últimos años se ha fortalecido bastante los juegos de plataformas y, en su defecto, los Metroidvania. Un género que destaca por muchos aspectos, ya no solo por los antecedentes que le rodea, sino también por introducir una jugabilidad innovadora, mapas enrevesados y, como no, por la dificultad tan grande que suelen presentar. Sin embargo y muy concretamente, este año ha dado la bienvenida a grandes proyectos como ha sido Ender Lilies o GRIME. No obstante, Aeterna Noctis ha sido uno de los últimos juegos del año dando el broche final y culminando lo que ha sido una buena época para este género.

Aeterna Noctis coge elementos del estilo soulslike junto con Metroidvania y los junta en un desafiante mundo lleno de caos en 2D que, aparte de enfrentarte a diversos enemigos, la muerte será lo que más veas en tu pantalla. Desarrollado y editado por el estudio toledano Aeturnum Game Studio, han querido presentar este título como su primer proyecto, que posiblemente haya sido un gran riesgo, pero agrupa muchos elementos para hacer una experiencia única, además de cuidar y estar pendiente de algunos detalles para que la aventura se mantenga mucho más sólida. Este mundo de fantasía oscura y su estética anime te atrapará hasta conocer su caos y su infinita inmortalidad.

Aeterna Noctis

Poca historia, pero se mantiene viva en todo momento

El gobernante de este mundo, enfrentó a dos seres ingratos que están muy empeñados en destruirse entre sí, y eso es lo que ha dado lugar a la actual guerra eterna del Rey de la Oscuridad y la Reina de la Luz. Ambos lucharán hasta conseguir sentarse en el trono de Aeterna y con una inmortalidad a sus espaldas no pararán hasta dar fin a esta guerra. Una lucha egoísta con una maldición que no podrán ocultar ni tampoco separarse, pero que experimentarán lo que es verdaderamente el temor a un mundo en desorden.

Al inicio del juego te cuentan esta historia que a mi particularmente me puso los pelos de punta, ya que supo captar mi atención gracias a sus animaciones, estilo gráfico y su actuación de voz. Sin embargo, esta historia es muy básica y concreta, por lo que no puedes esperar un peso argumentativo muy grande, pero sí es muy posible que gracias a los NPC que te encuentres por todos sus niveles llenes ese vacío narrativo y haga que el mundo se sienta más vivo que de costumbre. Pero eso sí, la historia de Aeterna Noctis te presenta un desafiante juego lleno de plataformas con repetidos combates y habilidades que te ponen a prueba mientras exploras sus 16 áreas conectadas entre sí.

Abusa en plataformas, pero te ayuda con un mapa

Ahora bien, doy gracias de que los desarrolladores hayan tenido la magnífica idea de implementar un mapa, porque de no ser así el juego sería un tremendo laberinto. Como bien explicaba anteriormente, está compuesto por 16 áreas conectadas entre sí y que se van enlazando unas con otras y donde tienes que enfrentarte continuamente a peligros ambientales. En Aeterna Noctis hay un sistema de teletransporte que en parte ayuda, aunque en otras ocasiones se queda un poco escaso y se siente más como una pérdida de tiempo: estos son los tronos que sirven como una combinación de viaje rápido y punto de curación. A su vez, la lucha continua en Aeterna Noctis contra estos peligros es más calmada gracias a los puntos de control que están repartidos por todos los niveles.

En Aeterna Noctis han querido innovar con las plataformas, pero más bien diría que han abusado un poco. Creo que esto último ha sido lo que los ha animado a crear un modo a parte donde quitan plataformas y añaden más acción, aunque en el momento de escribir este análisis todavía no está activo. Cada nivel tiene sus propias plataformas adecuadas al lugar y son más complejas de lo que parecen, además de frustrantes. Literalmente me he podido tirar 2 horas subiendo por un edificio sin que me diesen los pinchos y, aunque las plataformas funcionan bien, a veces llega a ser más agotador que estimulante.

Por otro lado, en Aeterna Noctis tienes misiones para recopilar información, investigar ciertos mapas, navegar por cada nivel y llegar a ubicaciones que te hagan encontrarte con un NPC. Como por ejemplo puede ser con el mercader. Este puede venderte algunos objetos de curación, borrar la niebla para interpretar bien el mapa o marcadores para utilizar en este y así no perderte. No obstante, completar estas misiones es más monetario que emocionante.

Jefes justos, pero muertes frustrantes

Sí, a ver, Aeterna Noctis no deja de ser un Metroidvania y como consecuente de ello cada nivel está lleno de enemigos, aunque son variados y con sus respectivas habilidades que terminarás aprendiéndote, ya no solo por defenderte, sino para saber cuándo escapar de todas las veces que llegas a morir. Junto con los enemigos también te vas a enfrentar a jefes y no, no te asustes, estos son bastante justos y divertidos. Lo suyo es aprender y dominar sus patrones de ataques, ya que estos requieren un equilibrio de ataque y defensa, aunque se ha echado en falta algún movimiento para esquivar o protegerte.

Eliminando enemigos en Aeterna Noctis te va a proporcionar experiencia y cuando acumules un 100% te da un punto de habilidad, pero si llegas a morir antes, esta deja un fragmento en el lugar y puedes ir a recuperarlo, muy al estilo Dark Souls. Eso sí, si mueres, ese fragmento siempre estará en el mismo sitio y al no tenerlo encima tampoco estás acumulando experiencia, por lo que no pierdes nada. La vida también es un factor importante, bueno, importante, más bien diría fundamental. Con 4 puntos de vida inicial, estos pueden ir aumentándose cuando consigues hasta 3 piezas de corazón y, aunque a veces están muy escondidas, créeme que son muy necesarias.

Pero eso no es todo, la experiencia es un elemento clave para mejorar las habilidades menores dentro de tu árbol de estadísticas, ya que las habilidades principales se consiguen en el modo historia como es el dash o patear paredes para llegar a terrenos complicados. Pues bien, estas habilidades menores se desbloquean dentro de un menú del jugador y permite aumentar el daño crítico o más ataque adicional. También hay gemas coleccionables, pero no aspira a tener un arsenal amplio de armas ni armaduras como ocurre con Dead Cells, sino que se centra en mejorar tu propia versión y prepararte para las batallas contra los jefes.

Un estilo único dibujado a mano

El estilo visual de Aeterna Noctis es bastante único y no porque lo diga yo, sino porque se ve claramente a simple vista. Todo su arte está dibujado a mano y se aprecia el cariño y dedicación que han invertido. Como ya te comenté, cada zona se ve diferente y esa apariencia única ayuda también a que visualmente se sienta unificado con un equilibrio perfecto con colores diferentes, luces y mucha profundidad. Las animaciones tampoco se quedan atrás y es que son fluidas y, viendo que es el primer proyecto de un estudio, sorprende el cuidado de cada detalle.

A su vez, la banda sonora no se queda corta tampoco, ya que proporciona la atmósfera perfecta que acompaña al juego en todo momento. Es cierto que, las principales pistas se repiten una y otra vez, lo que puede cansar un poco, pero se reciben muy bien. Por otro lado, los efectos de sonido también permanecen adecuados durante todo el juego y si a eso le sumas las actuaciones de voz, es un combo de lo más increíble.

Conclusión

En conclusión, Aeterna Noctis se ve y se siente increíble para ser el primer proyecto de un estudio, además de ser una experiencia sólida con algunos defectos notables que son culpa de la falta de refinamiento o atención a ciertos detalles. Hacen muchas cosas bien como son las peleas contra los jefes, algunos niveles creativos o incluso la cantidad de detalles que han cuidado para proporcionar una aventura única.

Sin embargo, también hay cosas que no hacen tan bien como es la pérdida de interés por la historia o su dificultad, ya que esta entorpece la experiencia, creando momentos frustrantes y convirtiéndose en ocasiones en algo tan tedioso que al final terminas recordando más las molestias que el propio disfrute. Para aquellos que sean fans del género Metroidvania, disfrutarán mucho con este título y recordarán aquel Hollow Knight o Ender Lilies, pero no esperes algo que solo sea jugar sin más porque el desafío será duro.

Hemos realizado este análisis en PC con un código proporcionado por Aeturnum Game Studio.

Análisis: Aeterna Noctis
Algunos niveles creativosEnemigos variados y adecuados a cada nivelEl estilo visual dibujado a manoBanda sonora atmosférica perfecta y melancólica
Momentos tediosos cuando buscas el fragmento de experienciaLa dificultad es demasiado frustrante y molestaDemasiadas plataformas
8.5Nota Final
Historia8.2
Jugabilidad8
Gráficos9.3