En pleno apogeo de los Metroidvania Indies llega a nosotros Ender Lilies, una joyita que parece destacarse entre el montón de títulos en el catálogo y que desde el minuto uno sorprende por su deslumbrante estética y su atrapante sistema de combate, declarándose como el heredero de todo lo bueno que dejó Hollow Knight, pero sin resignarse a asumir una identidad propia que sin dudas dejará su marca en el género. Sin dudas que Live Wire y Adglobe han dado a vida a una hermosa obra de arte.

Pasando en limpio, Ender Lilies es un Metroidvania de desplazamiento lateral en 2D de estilo fantasía oscura que toma algunos elementos de la saga souls y de los RPG de acción para convertirse en un videojuego verdaderamente desafiante. Eso en los papeles, claro, porque en la práctica es muchísimo más que eso. A la hora de jugarlo nos encontraremos con una fascinante historia sumergida en la tragedia y un entrañable mundo que es caóticamente atrapante, y deberemos estar siempre en estado de alerta para afrontar todo tipo de combates en los que, seguramente, moriremos una y otra vez, pero a medida que avancemos iremos sintiendo el placer y la adrenalina brotar de nuestros cuerpos. Todo esto da como resultado un Indie que no se ha acobardado y que se ha animado a colarse entre los mejores de su género, ganando su lugar entre videojuegos que de antemano habían dejado la vara altísima, y que ahora ven como Ender Lilies ha sabido hallar su hueco sin ser en ningún momento una copia ni un plagio barato ni mucho menos. Es más, sin dudas el día de mañana vendrán juegos que se inspirarán en este título a la hora de decidir qué camino abordar en el largo trayecto que supone crear un título de estas características


Ender Lilies

Esta obra narra la historia del diluvio mortal, una lluvia que ha traído la impureza que significó la devastación de un reino sobre el que poco sabemos al iniciar ya que nuestra protagonista, Lily, despierta sin sus conocimientos y totalmente desorientada, acompañada únicamente por el espíritu del Caballero Negro, una de las pocas almas que aún conservan tenuemente la cordura en ese desolado lugar. Nuestro objetivo será el de ir descubriendo los misterios de ese mundo para saber qué ha ocurrido, quiénes somos y cuál es nuestro destino, a la par que nuevas almas se unirán a nuestra aventura. Pronto descubriremos que no somos un simple mortal que se despierta y ya. Nuestra protagonista es la última Doncella Blanca, y debemos cargar sobre nuestros hombros el peso de una antigua guerra que trajo la oscuridad al Reino de Finisterra. Lily tiene la misma habilidad que el resto de las doncellas, las cuales no han sobrevivido a los males que azotan la región: el de purificar a los impuros, seres que fueron convertidos en inmortales para ser usados como armas en la antigua guerra, y que necesitan ser liberados para acabar con su sufrimiento eterno.

Su arte es visiblemente hermoso. La sensación de devastación que ha arrasado la vida del reino está retratada a la perfección, arraigando en nosotros la necesidad de purificar todos los males que lo sacuden, y aunque ya sea tarde para volver a darle vida al Reino de Finisterra, por lo menos podremos poner fin al sufrimiento que agobia a los seres atrapados allí. Es imperioso destacar que han alcanzado un nuevo nivel de magnificencia al encontrar belleza en un mundo subsumido en el caos, acompañado de una banda sonora armoniosa que profundiza la sensación de desolación que acobija a la región. Sus niveles adoptan un diseño maravilloso, totalmente atrapantes y cautivantes, y se convierten en laberintos llenos de salidas, secretos por descubrir y rutas opcionales para desentrañar todos los misterios a nuestro alrededor. Sí, Como en todo metroidvania, nos encontraremos arrojados en un enorme mapa lleno de posibles caminos, con mucho backtracking que nos obligará a volver sobre nuestros pasos para descubrir nuevos sitios y sitios que nos serán inaccesibles hasta que incorporemos nuevas habilidades.


Ender Lilies

Las cinemáticas no abundan. De hecho, Lily, sumergida en la tristeza de ver al reino en ese estado, no hablará. Los pocos diálogos vendrán por parte del Caballero Negro, el espíritu que nos acompaña y que nos guiará por todo Finisterra. Han captado de manera excepcional las penurias de Lily, que pese a la fuerza que conlleva ser una de las Doncellas Blancas, no deja de ser una niña llena de inocencia. Entre tanta oscuridad, aun vaga un halo de luz por la región: desde ese concepto nos atrapa Ender Lilies, algo parecido a lo que habíamos visto en otras joyas de su género, como en la saga Ori, pero aquí prima un sentimiento de sufrimiento y una estética sombría que, como dije anteriormente, nos atrapa desde la admiración por lo trágico. Y su dirección artística es tan excelsa que nos sentiremos obligados a recabar toda la información posible respecto a qué ha ocurrido en aquel sitio olvidado en la penumbra, y saciaremos nuestra sed de conocimiento gracias a que a lo largo del amplio escenario habrá desperdigados memos que si accedemos a su lectura podremos comprender a fondo cómo ha caído en ese trágico destino el Reino de Finisterra.

La curva de dificultad asciende paulatinamente, tornándose cada vez más desafiante, lo que es acompañado por una progresión bien aplicada en la que iremos incorporando nuevas habilidades y mecánicas, sobre todo después de vencer a los jefes, sin mencionar que subiremos lentamente de nivel, por lo que estos elementos se complementan de manera excepcional para darnos un juego bien hecho. Si bien al principio los enemigos pueden parecer medios sosos o el primer boss puede resultar más accesible de lo esperado, eso no quiere decir que debemos relajarnos. De hecho, el juego se irá tornando más y más difícil a cada paso que damos, por lo que imploraremos encontrar un sitio en el que descansar (sillas, bancos, camas, etcétera) para que podamos recuperar la vida y guardar nuestro progreso. Los jefes se volverán una auténtica pesadilla que darán paso a todo tipo de tendinitis y dolores de cabeza, y será cuestión de memorizar patrones, intentar una y otra vez, y utilizar la estrategia de combate correcta para experimentar el éxtasis de derrotarlos y avanzar a un nuevo capítulo.


Ender Lilies

Ender Lilies

Quizás su gran punto débil está en su mapa. La clave de un metroidvania está no solo en el diseño de sus escenarios, sino también en su mapa propiamente dicho, y aquí el juego presenta uno sumamente básico: si bien es sencillo y se entiende con total facilidad, su diseño escueto y su escases de referencias hace imposible identificar cada zona sin recurrir al uso excesivo de nuestra memoria. Esto no altera para nada la experiencia, pero quizás haga falta un mapa a la altura de esta obra de arte.

Su duración no es ni demasiado corta ni excesivamente larga: nueve horas bastan para finalizar el juego habiéndole dedicado tiempo a la magia de perderse en los pasillos del reino atrapados por el afán de explorarlo todo. Claro que una cosa que me ha dejado un gran vacío es su final, ya que el juego termina de manera abrupta, como si súbitamente se haya quedado sin contenido y nos muestran una cinemática y listo, ese es nuestro final. Eso me ha dejado helado y consternado. En ningún momento el videojuego me dio señales de estar llegando a su fin.

Luego de ese insulso desenlace, la necesidad de continuar explorando todo es inmediata, por lo que casi nadie querrá finalizar allí su aventura y de seguro todos se lanzarán en búsqueda de su final secreto (lo más parecido a un post-game que tiene Ender Lilies es esto), que dicho sea de paso es “el final bueno”, por lo que podremos extender otras horas de juego (tres o cuatro, dependiendo de qué tan orientados estemos y cuánto hayamos explorado previamente para deducir de antemano a qué sitios recurrir) y ahí sí alcanzar un desenlace que nos haga exclamar “¡Bien, ahora sí gané este juegazo!».

No es una idea que me haya gustado, y si no me hubiese aventurado en post de desentrañar aún más los misterios del Reino de Finisterra, creo que me hubiese quedado un mal sabor de boca. Pero soy un inconformista y aquí estoy, escribiendo esta reseña luego de extender unas cuantas horas mi experiencia en Ender Lilies tras terminarlo, y preguntándome qué habrá en los sitios que aún me quedan por descubrir en este enorme mapa que parece interminable y cuyos secretos esperan por mi codicia.


Ender Lilies

Ender Lilies

En conclusión, Ender Lilies es un metroidvania estilo fantasía oscura con un arte visible hermoso y una jugabilidad atrapante y entretenida, con niveles diseñados maravillosamente, backtracking bien aplicado y escenarios que invitan a la exploración. Con una dificultad difícil que muchas veces nos parecerá injusta, como en todos videojuego que toma elementos soulslike, pero que desemboca en un Indie que nadie debe perderse.

Hemos realizado este análisis en Nintendo Switch con un código proporcionado por Player Two.

Análisis: Ender Lilies: Quietus of the Knights
Metroidvania precioso y bien hechoCurva de dificultad excelentemente aplicadaLogra que la tragedia nos cautiveSu jugabilidad es fantástica
Mapa algo vago y sosoTermina "de golpe"Obliga a ir por el final secreto
8.9Nota Final
Historia8.5
Jugabilidad9.6
Gráficos9
Sonido8.3