The Pokémon Company resuelve una de las principales dudas que había sobre la región de Sinooh

Pokémon Legends: Arceus ha sido un hervidero de rumores desde que se anunció. Algunos se han confirmado, otros se han desmentido, pero la duda sobre el lugar donde transcurrirá nuestra aventura todavía presentaba la incógnita de la extensión del mapa y nuestra libertad para movernos por él.

Después de aclarar aspectos sobre los Pokémon que estarán disponibles o algunos elementos de combate, The Pokémon Company ha aclarado que el juego no contará con un escenario de mundo abierto.

En un comunicado que han emitido a través de Kotaku, los desarrolladores han dicho que Sinnoh será algo similar a los que ya se ha visto en títulos como Monster Hunter. Habrá una base de operaciones central en el pueblo de Jubilife, allí aceptaremos las misiones y desde allí partiremos a cumplirlas. Así comienza el comunicado de The Pokémon Company.

«Después de recibir una asignación o un pedido, y prepararse para su próxima excursión, los jugadores saldrán de la villa para explorar una de las varias zonas abiertas de la región de Hisui. Después de terminar con la misión, los jugadores deberán regresar una vez más para prepararse para su próximo cometido. Esperamos dar más información pronto sobre la exploración de Hisui» —así concluye el comunicado.

El juego está ambientado en una versión más antigua de la región de Sinnoh. Y nuestro cometido será completar la primera Pokédex con la ayuda de uno de los tres Pokémon iniciales: Rowlet, Cyndaquil y Oshawoot y con un llamativo profesor que ha estado viajando alrededor del mundo.

El uso del sigilo es una de las novedades más llamativas de esta entrega. Esto nos permitirá escondernos entre la hierba o subir a lomas para observar y contemplar a los Pokémon y poder capturarlos con la Pokeball sin que se den cuenta que nuestra presencia. Ya hay ganas de que llegue el 28 de enero de 2022, ese es el día en el nos meteremos en Sinnoh sin saber cuando saldremos de ahí.