EL GRANDIOSO Y DIVERSO HERCULE POIROT 

Segunda aventura del célebre detective belga que los escoceses del estudio Blazzing Griffin hacen para la editora Microids y que en formato físico distribuyen los compañeros de Meridiem Games. En esta ocasión, este Agatha Christie – Hercule Poirot: The London Case nos llevará a cruzar el canal de la mancha para custodiar y proteger un famoso cuadro en Londres. 

Importante aclarar que Microids, la editora que desde hace unos años tiene los derechos de la obra de Agatha Christie, le viene encargando juegos de Hercule Poirot a varios desarrolladores diferentes, cada uno con su propio estilo, por lo que además de tratarse siempre de aventuras gráficas los juegos nada tienen que ver uno con otros… hasta la aparición de este Agatha Crhistie – Hercule Poirot: The London Case, que podría decirse que es la segunda entrega de una saga dentro de una saga o dicho de otro modo, el segundo título Hercule Poirot que el estudio Blazzing Griffin hace para la editora. 

En ese sentido se puede decir que esta nueva entrega es totalmente continuista, en cuanto al apartado técnico y visual, pero también cronológicamente, con Agatha Christie – Hercule Poirot: The First Cases, el primer título que desarrolló el estudio escocés. 

Hercule Poirot

Un detective belga en Londres 

Y de esta manera nos encontramos con un joven Hercule Poirot, muy lejos aún del admirado detective de fama mundial que posteriormente llegaría a ser, al que se le encarga la tarea de velar por la seguridad de una obra de arte de gran valor, una pintura de María Magadalena, que ha de ser transportada para su exposición al público en una célebre galería de Londres. 

En el barco hacia Inglaterra y a modo de prólogo, nuestro detective tendrá no solo la ocasión de conocer a varios personajes que tendrán su importancia más adelante en la trama, sino que también tendrá la oportunidad de conocer por primera vez al inefable capitán Hastings, compañero leal e inseparable que desde ese momento unirá para siempre su destino con el del pequeño detective belga, además de ser un más que necesario contrapunto, y también un claro recurso literario, dentro de la obra de «la reina del misterio»… y asimismo dentro del juego que no ocupa, tal y como pronto tendremos ocasión de ver. 

Ya en Londres conoceremos al resto de personajes que van a asistir a la velada artística donde se va a exponer la famosa obra y será en la misma donde, inevitablemente, se produzcan unos dramáticos acontecimientos que darán comienzo a nuestra nueva aventura

Con algo de método y usando las pequeñas células grises 

En cuanto a la puesta en escena, nos vamos a encontrar con lo que todo buen aficionado a la obra de la autora inglesa se podría esperar. Una recreación bastante fiel del Hercule Poirot original, tan pomposo, egocéntrico y extremadamente inteligente como lo ha sido siempre y una aventura coral, plagada de personajes sospechosos de haber cometido el crimen y a los que, con total ceremonia, se les reune en la última escena del drama, donde para disfrute del lector, espectador y jugador, nuestro afamado detective descubrirá ante todos quien ha sido el pérfido criminal y como ha logrado llevar a cabo la terrible fechoría. 

La caracterización de nuestro detective protagonista que nos va a recordar más a la excelente interpretación del personaje que hizo David Suchet en la afamada serie de televisión Agatha Christie´s Poirot que a la más reciente de Kenneth Branagh o la del ya fallecido Peter Ustinov, entre otros. 

Ahora que ya tenemos la premisa esperada y partimos de una buena puesta en escena, va siendo hora de saber si la aventura como tal está a la altura de lo esperado y sobre todo si logra estar a la altura del personaje y su autora… 

Y lamentablemente, mucho me temo que la respuesta va a ser que no

Y es que el juego comete el mayor pecado que puede cometer una novela de misterio o una aventura gráfica que se precie, y esto es, que el misterio en sí mismo, el caso que hay que resolver, resulte completamente soso, anodino y, en definitiva, de muy poco interés para el jugador. 

Más allá de la correcta y agradable puesta en escena, el caso a investigar no es lo suficientemente atractivo y carece del dramatismo necesario para conseguir atrapar la imaginación y el interés del jugador, lo cual es del todo esencial en este tipo de ficciones. A nadie le interesa demasiado ponerse en la piel de un famoso detective para resolver un caso rutinario y poco atractivo. Teniendo tanto donde elegir dentro de la obra de la autora inglesa resulta del todo incomprensible que haya cometido un error de tanto peso. 

Si a eso le añadimos que el juego carece casi por completo de dificultad, tiene escasas localizaciones, se puede interactuar poco en ellas y además casi carecemos de inventario, nunca llevaremos más de dos o tres objetos al mismo tiempo, es más que evidente que estamos ante una aventura gráfica cuando menos bastante limitada y con algunas carencias importantes que la acercan más al público casual que al aficionado medio del género. 

Obvio que el juego tiene sus aciertos y también hay que tenerlos en cuenta. Por ejemplo, es muy interesante el proceso que se sigue para recrear los pensamientos del detective a través de un «árbol de deducciones» donde se van añadiendo todas las pistas conseguidas y las conversaciones más trascendentales para unirlas y darles un sentido para resolver el caso. La lástima viene cuando te das cuenta de que el juego ha renunciado hasta tal punto a ser un reto para el jugador, que cuando intentas unir las pistas y las conversaciones por tercera vez te indica el mismo cual es la conexión acertada… 

Sin duda lo podrían haber explotado una idea tan buena de mejor forma

Resulta interesante también la frecuencia con la que Poirot habla consigo mismo, en un tono distinto del doblaje, para tomar nota de lo que va sucediendo y expresar sus dudas o cuando recurre a conversar con Hastings para exponer sus sospechas e ir dando forma a la investigación. Sin embargo, uno se queda con la sensación de que, en efecto, todo son buenas ideas, pero no del todo bien ejecutadas

En cuanto al diseño artístico y visual el juego luce bastante bien, con unos escenarios isométricos en 3D bastante agradables y detallados que permiten una completa rotación de la cámara, lo cual resulta de lo más cómodo y útil. Sin embargo, como ya se dijo, las localizaciones son escasas y se abusa demasiado de ellas, volviendo una y otra vez a los mismos escenarios, algo que termina por chirriar bastante. 

Asimismo, técnicamente el juego tiene algunos problemas con el movimiento del protagonista por los escenarios y termina por ser muy irritante la frecuencia con la que se puede quedar atorado el personaje en algún punto en concreto o a la hora de salir de ellos. Por otro lado, la sincronización labial de los personajes deja bastante que desear en algunas ocasiones, lo cual llama mucho la atención dado el gran número de conversaciones que hay en el juego.

Si bien no hay nada destacable que decir en cuanto a la banda sonora, aparte de que pasa bastante desapercibida, el doblaje de las voces de los personajes sí que se ha trabajado bien, prestando especial atención a los diferentes acentos y entonaciones. 

Conclusiones de un joven y todavía inexperto Hastings 

Estamos ante una aventura sencilla y menor, agradable de jugar, pero con algunas limitaciones importantes que lastran el resultado final. Una buena puesta en escena y alguna buena idea que lamentablemente no justifican lo rápido que se puede perder el interés por un caso tan rutinario y vanal

RECOMENDABLE para todos los aficionados a la obra de Agatha Christie, para los aventureros poco exigentes y para los aspirantes a nuevos de detectives. 

ABSTENERSE los alérgicos a las aventuras gráficas, los que no pierden el tiempo con juegos menores y los defensores de la idea de que el único detective realmente importante que ha salido de una pluma británica es inimitable Sherlock Holmes

Hemos realizado este analisis en PC con una clave proporcionada por Meridiem Games

Análisis: Agatha Christie - Hercule Poirot: The London Case
Nueva aventura de Hercule PoirotAlgunas buenas ideas Diseño artístico agradable
El misterio resulta algo sosoImportantes limitaciones Demasiado fácil y lineal
6Nota Final
Historia5
Jugabilidad6
Gráficos7