Temperaturas de nuestro ordenador

Hace unos días os traíamos como ver y conocer el porcentaje de uso de nuestros componentes para así poder conocer si estaban dándonos todo nuestro potencial o si estaban a medio gas y alguna pieza de nuestro pc estaba haciéndonos cuello de botella. Hoy aprovechamos para hablar de las temperaturas de nuestro PC para entender un poco mejor que temperaturas son normales y donde tenemos que empezar a preocuparnos por ellas y de esta manera poner medios para alargar la vida útil de nuestros componentes e incluso no perder rendimiento por altas temperaturas.

Un aumento en las temperaturas de nuestros componentes por encima de ciertos límites puede ser problemático e incluso fatal por eso es importante un buen sistema de ventilación y refrigeración.

¿AFECTA AL RENDIMIENTO LAS TEMPERATURAS?

Antes de explicaros que temperaturas pueden estar en un rango normal o en un rango de peligro deciros que no todo es blanco o negro, y que los componentes cuentan un mecanismo de auto protección cuando las temperaturas a las que funcionan se hacen muy elevadas. Tan elevadas, que el componente corre auténtico riesgo de resultar dañado de seguir en esas condiciones. Es en este momento en el que entra en acción el mecanismo del thermal throttling del componente que no es más que una disminución del rendimiento de las piezas para evitar que las piezas sigan calentándose. Si aún con esta bajada de rendimiento se siguieran calentando las piezas de nuestro ordenador podría llegar a apagarse sin previo aviso.


temperaturas

CUALES SON LAS TEMPERATURAS OPTIMAS Y CUANDO PREOCUPARNOS

  • CPU: los procesadores suelen aguantar temperaturas elevadas, pero deberías alarmarte si supera los 90ºC, en Intel nunca deberías sobrepasar los 100ºC mientras que en AMD se sitúa en 95ºC. Es recomendable mantener tu microprocesador a unos 50-70 grados en verano, o a unos 40-50 en invierno.
  • Placa base: la placa también cuenta con sensores de temperatura para tu ordenador en diferentes puntos, como el chipset. En este caso no debería superar los 65ºC, es mejor mantenerlo por debajo de los 70 siempre.
  • GPU: tolera temperaturas superiores a la CPU, de más de 100ºC en algunos casos, pero es mejor que si se está haciendo uso intensivo de ella no supere los 85. AMD siempre suele soportar unas temperaturas más elevadas y también influye el modelo, es más común y normal ver una RTX 2080TI trabajar a 70-75ºC que ver una GTX 1660 SUPER por encima de los 70ºC, simplemente por potencia y frecuencias.
  • Disco duro: la temperatura ideal sería entre 40 y 50 grados, por encima de 60 podría comenzar a haber problemas. Los SSD quizás toleran unos 10 grados más, pero tampoco es recomendable.
  • Fuente de alimentación: no debería exceder tampoco de los 60 o 70 grados para evitar problemas. Por suerte es uno de los componentes que tiene sistemas de protección contra las temperaturas elevadas, pero si disponemos de una fuente de calidad esta no llegara a calentarse salvo fallo.

temperaturas

COMO VER NUESTRAS TEMPERATURAS Y COMO MANTENERLAS FRESCAS

Hay múltiples programas que nos permitirán monitorizar las temperaturas de nuestros componentes, el que recomiendo y suelo utilizar yo es el MSI Afterburner, el cual yo os trajimos en el pasado articulo un pequeño tutorial para como instalarlo y configurarlo. Aunque programas como Speccy o CPUID HW Monitor también nos ayudaría a ver y controlar nuestras temperaturas.

Para ayudar a mantener unas temperaturas optimas desde ErreKGamer os dejamos los siguientes consejos:

  • Limpieza: lo más importante es que mantengas los disipadores y ventiladores bien limpios. El polvo se acumula con frecuencia en ellos y las pelusas hacen que las ranuras se obstruyan. Eso merma las capacidades de refrigeración, y tal vez en invierno no sea problemático para tu ordenador, pero sí en verano.
  • Mantén la sala fría: una ayuda adicional sería mantener la habitación donde está tu ordenador bien refrigerada con sistemas de aire acondicionado si los tienes. Eso hará que baje algunos grados el aire que se inyecta dentro del ordenador para refrigerar los sistemas.
  • No tapes entradas de aire: asegúrate de que las entradas y salidas de aire de tu ordenador no estén tapadas con ningún objeto.
  • Agrega un sistema de refrigeración extra: si nada de lo anterior evita que las temperaturas sean elevadas, sería recomendable que agregues un ventilador o dos a tu torre. Eso mejorará el flujo entrante y saliente de aire en el interior para que otros sistemas de refrigeración internos mejoren.

Esperemos que os sirva de ayuda para detectar alguna pequeña anomalia en vuestros equipos o al menos alarguéis las vida útil de vuestros ordenadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *