Análisis: Deck Hunter

Nos aventuramos de nuevo en ese paraíso de videojuegos independientes donde nacen entregas que verdaderamente merecen mucho la pena, pero que lógicamente necesitan más tiempo para su desarrollo. En esta ocasión tenemos la oportunidad de analizar Deck Hunter, un videojuego deckbuilder o también conocido como un videojuego de cartas roguelike realizado por una única persona, Fernando Ruiz conocido como L_Draven. Es un proyecto que le está tomando su tiempo y que lógicamente demuestra todo el cariño que va estableciendo en él cada vez que avanza. Y es que en la actualidad se mantiene en Early Access, lo que significa que sigue trabajando en él activamente según su organización y el feedback de la comunidad.



El mundo de Klanojh ha sido maldecido por Glatta, la diosa de la ira, por lo que tendremos que ayudar a Avery en enfrentar su destino y luchar contra las fuerzas del mal en una batalla eterna por el equilibrio. Seremos el primer cazador en encontrar la armadura para derrotar a Glatta y de esta manera ayudar a restaurar la paz en un mundo amenazado por su tiranía. No nos rendiremos y construiremos nuestro mazo, haremos combos y restauraremos el orden y el honor perdido tras la Guerra de los Clanes. Nuestro camino será una aventura misteriosa, repleta de criaturas fantásticas, en donde poco a poco nos iremos convirtiendo en una guerrera mucho más fuerte para conseguir nuestro objetivo. No te rindas y avanza hasta el final para enfrentarte al jefe final de cada área.



Conforme llegamos al menú de Deck Hunter, su tutorial será imprescindible para acercarte y conocer mucho más de su universo, además de entender mejor sus mecánicas. Aprenderemos todos los conceptos básicos del juego e información de las cartas, algo que sin duda necesitamos para emprendernos en esta batalla tan emocionante. A parte del tutorial y el modo historia, también tendremos un modo de ‘supervivencia’ que a día de hoy sigue en desarrollo, por lo que se paciente y espera a lo que está por llegar.

Nuestro mapa estará compuesto por dos zonas, el bosque y el pantano, y cada una de ellas divididas por cuatros áreas, en donde notaremos una mayor dificultad conforme vayamos avanzando, pero eso no será un problema. Este mapa será lineal, en ocasiones nos dará la oportunidad de elegir entre varios caminos, pero no podremos volver hacia atrás, así que ten una estrategia desde el principio y piensa que camino elegir. ¿Qué zonas podremos encontrar a parte de nuestro próximo combate? Habrá áreas que interpretan una ruleta de la fortuna y que como bien indica el nombre podrá darnos suerte o no. También habrá hogueras donde podremos recuperar un 20% de salud o descartar alguna carta de nuestro mazo. Un pozo, este pozo nos permitirá descartarnos entre una a tres cartas de nuestro mazo, ayudándonos en nuestra suerte para cada batalla. Y por último un cofre, este nos proporcionará materiales para utilizar en la forja.



Antes de adentrarnos en los combates, señalamos la importancia de la forja. En este lugar podremos canjear los materiales que vayamos consiguiendo para crear armaduras y nuevas armas que nos ayuden en el combate con nuevas cartas. En un principio puede parecer costoso, pero no te agobies, conforme vayas avanzando sentirás que tienes un gran contenido de recursos y que tu armadura está más que preparada para crearla.  



Ahora bien, Deck Hunter tiene todo listo para que tu combate sea de lo más entretenido y laborioso posible para tu imaginación. No intentes ganar en las primeras batallas, no intentes ser el mejor, se paciente, coge experiencia y construye tu mejor estrategia para que esto así ocurra. Dentro de los combates tendremos unos puntos de energía que serán limitados por turno, teniendo en cuenta las cartas de nuestra mano, ya que cada una de ellas tendrá un coste determinado. También tendremos nuestro mazo con las cartas disponibles para robar, la pila de cartas descartadas (aquellas que ya hayamos jugado), y la pila de olvido (cartas que jugamos solo una vez en cada combate).



En nuestras batallas utilizaremos un mazo de cartas para eliminar a los enemigos, este será aleatorio y una vez acabemos el combate nos saldrá la opción de elegir varias cartas y añadirlas a este mazo. Habrá de diferente tipo: defensivas, de ataque, de curación, de efectos de estado y de potenciación. Las cartas están compuestas por diversos detalles: el coste de energía, su nivel, el número de usos necesarios para mejorar la carta, el nombre y la descripción. Cuando seleccionamos una carta, algunas brillarán y esto significa que se pueden realizar combos. Estos son muy importantes, ya que nos ayudan a combinar diferentes cartas y poder lograr nuevos resultados.



Tendremos que prestar atención a los iconos de los enemigos para preparar nuestra estrategia, por ejemplo tendrán pasivas que pueden ser cruciales como es que un enemigo resucite a su compañero transcurrido algún turno o que tengan alguna inmunidad. Además que será importante identificar el tipo de enemigo al que nos estamos enfrentando por si varía alguna carta a la hora de utilizarla. Después de cada combate ganaremos experiencia para subir de nivel, gracias a ello conseguiremos mejores y poderosas cartas, ampliando de esta manera nuestra biblioteca. Además, si somos eliminados, nuestro nivel se mantiene junto con los materiales que hayamos conseguido.



Deck Hunter muestra unos gráficos muy trabajados, con una sólida resolución y un mapeado simple, pero perfecto para nuestra aventura. En las batallas será dónde apreciemos más estos gráficos, las cartas están compuestas por bastantes detalles, está todo cuidado a la perfección para crear una buena experiencia dentro del videojuego. Los enemigos no se quedan atrás, cuentan con personalidad, son característicos y están muy bien diseñados. Con respecto a la banda sonora, escucharemos aquella música épica que representa una verdadera batalla, además de tener presente cada uno de los efectos que provoca una carta en nosotros o en el enemigo.



En conclusión, Deck Hunter tiene un desarrollo bastante impecable y en donde se puede apreciar a simple vista el entusiasmo y trabajo que lleva encima. Con este videojuego me he iniciado en este nuevo género que sin duda me ha llamado la atención y que me llevo una buena experiencia, con ganas de seguir probando más videojuegos de este estilo. Aunque esté en Early Access que no te eche para atrás, al revés anímate y disfruta de este videojuego de cartas. Además, poco a poco se van introduciendo mejoras y actualizaciones para añadir nuevas características que contengan nuevo contenido. Observa, piensa, coge una carta, lánzala y pasa al siguiente turno. Así hasta que tu enemigo esté eliminado.

VALORACIÓN FINAL

Adéntrate en este videojuego de cartas, planea tu estrategia, consigue un buen mazo y enfréntate a grandes enemigos. Una gran experiencia te espera en Deck Hunter.

7.5

2 pensamientos sobre “Análisis: Deck Hunter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *