Análisis: A Fold Apart

Como todo en la vida, las relaciones también sufren contratiempos, viven obstáculos y diversos problemas, que posteriormente buscan solucionar para poder pasar una vida juntos, aunque en muchas ocasiones suele ser más fácil decirlo que hacerlo. Aun así, las relaciones a larga distancia son una realidad dura de la vida para muchas parejas, y en pocos videojuegos se ha explorado a fondo este tema. De hecho, en A Fold Apart este será su tema principal, y aunque está en el lugar correcto para analizarlo, la ejecución está un poco fuera de lugar y es que tener en cuenta los sentimientos de otra persona y comprometerlos, es un equilibrio que suele ser complicado.



A Fold Apart es un juego de rompecabezas en 3D donde intenta hacernos ver las diferentes perspectivas de dos personas en una relación a larga distancia, es decir, como intentan solucionar sus pequeños problemas y los pensamientos que suelen llegar a tener, algo en parte bastante extremo porque llegan a tener ansiedad y agobios por temas simples y muy sencillos. ¿Es cierto que puede llegar a ser tan complicada una relación a distancia?, o ¿son realmente los malentendidos a través de las aplicaciones de mensajería instantánea lo que lo hacen que sean aún más difícil?



Comenzamos el videojuego eligiendo una de las cuatro opciones de pareja que serán los protagonistas de la historia, teniendo soporte para la opción de parejas del mismo sexo. Un personaje es profesor y el otro es arquitecto, este último se aleja para lograr sus sueños aceptando un trabajo en una ciudad lejana. Algo bastante curioso es que tanto los personajes como los diálogos entre ellos no van a cambiar conforme el sexo que tengan porque nunca los retracta claramente como masculinos o femeninos.



Los dos personajes van ir interactuando entre ellos a través de mensajes de texto, en ocasiones el juego nos dará la oportunidad de elegir diferentes opciones en las respuestas de sus diálogos, algo que simplemente es para dar una mecánica más al juego porque no tendrá ningún impacto duradero en la trama ni en el juego. De hecho las conversaciones de texto serán un simple trámite entre un capítulo y otro, haciéndonos ver cómo avanza la relación y como intentan solucionar los pequeños contratiempos que le surgen, algunos sin sentido, pero respetables.



La manera en la que ambos personajes se hablan y mantienen sus breves conversaciones que nos muestran, son en ocasiones algo frustrantes y poco realistas, debido a que el videojuego intenta emocionarnos o engancharnos, pero los personajes son tan claros el uno con el otro que no lo terminan por conseguir. Tal vez, hubiera funcionado si hubiese habido más historia entre ambos personajes o incluso que se hubiesen mantenido más tiempo juntos, así nos hubiesen establecido un poco mejor el contexto, y no que hubiese empezado ya cada uno alejado del otro. Esto provoca que nada de lo que suceda, desde mi punto de vista, tenga un gran impacto.



Cuando surgen esos problemas de los que hablábamos anteriormente, nos inicia en el capítulo y comenzamos hacer una oleada de puzles. La mecánica principal es doblar un papel que se presenta como nuestro actual escenario, manipulando caminos para que puedan continuar con la historia. Es cierto que el videojuego lo hace aún más desafiante e interesante al agregar de manera progresiva elementos más complejos para llevar a cabo ese doblez y poder pasarnos el puzle. En un principio comenzamos solamente doblando la hoja de un lado a otro, posteriormente podremos doblar la hoja en otros ejes como son las cuatro esquinas o girar el papel. Todo ello para que nuestro personaje, sin caer al vacío, logre llegar a una estrella dorada.



Si cometemos un error o nos quedamos sin opciones para poder continuar con el puzle, el videojuego nos da también otras opciones: reiniciar el puzle y otorgarnos una pista para orientarnos en la dirección correcta. Los puzles son variados, pero no podría destacar ninguno, ya que todos me han parecido muy lineales, eso sí, la parte desafiante de introducirnos mecánicas en cada capítulo, lo hizo interesante y bastante frustrante en algunas ocasiones sin saber cómo avanzar.



El estilo artístico de A Fold Apart son claramente imágenes muy bonitas, algo que nos puede llegar a recordar a la película de Inside Out, de hecho, el fondo del paisaje y el colorido cambiará conforme el estado de ánimo del personaje, haciendo que tenga buen contracte de brillo entre los temas claros y oscuros cuando están felices y tristes. Otro truco visual que también han querido introducir en el videojuego y así contarnos mejor la historia, es la parte emocional del personaje como cuando tiene ansiedad o los problemas mentales, algo que puede afectar bastante a una relación a distancia. No obstante, utiliza colores muy sólidos con una gran variedad de colores y bastante llamativos, sabe perfectamente ubicarnos como está el personaje sentimentalmente.



Por otro lado, también establece una música bastante bonita y sencilla, con unos acordes a piano que resalta o da tono a cada parte de las escenas. En muchos sentidos, la música nos hará crear una respuesta emocional a la narración real, además de crear una atmósfera única.

En conclusión, A Fold Apart es un juego de rompecabezas diferente, con un concepto bastante novedoso y unas mecánicas muy originales, aunque no deja de ser un videojuego bastante corto y lograrás pasártelo en apenas unas dos horas. No puedo acabar el análisis sin mencionar la historia que nos intenta mostrar con las relaciones a distancia y la solución final que nos muestra, no revelaré nada, sólo diré que no me pareció justo ni adecuado. Aun así, la historia es interesante, un tema que se da muy a menudo, que en ocasiones es típico y que considero que este tema podría darse en más videojuegos. Aun así, su creativa mecánica de plegado de papel hace que valga la pena comprarlo, aunque no por 16,79€, espérate a las rebajas y disfruta de esta corta historia, porque para ti… ¿Cuánto de fuerte es el amor?


VALORACIÓN FINAL

A Fold Apart nos muestra esas dificultades a la hora de mantener una relación a distancia, pero sobre todo nos sitúa y nos hace ver los problemas a través de rompecabezas.

7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *