Análisis: The Coma 2 – Vicious Sisters

En un mundo paralelo donde las pesadillas se convierten en nuestras peores enemigas y los fantasmas y el miedo está continuamente presente, nos adentraremos en esta aventura de terror con toques de survival-horror, una historia que sin dudarlo nos dejará enganchados en cuanto queramos averiguar qué es lo que realmente está ocurriendo. En el mes de enero la desarrolladora coreana “Devespresso Games”, nos traía a PC The Coma 2: Vicious Sisters, la secuela de The Coma: Recut, un videojuego que sin duda dejó grandes experiencias y unas ganas tremendas de poder revivir esta historia de misterio y terror nuevamente, y ahora por fin también ha llegado a las consolas: PS4 y Nintendo Switch se hacen con esta pequeña saga y nosotros hemos podido probarlo en la consola portable.



Tras cinco años del primer suceso en el Instituto Sehwa, nuestra protagonista Mina Park, una estudiante con algunos problemas típicos de su edad, se despierta por la noche en el instituto. No pasa mucho tiempo cuando se da cuenta que algo anda mal y siente que está involucrada en una pesadilla atrapada en el instituto envuelto e infectado por algo oscuro y siniestro. Se siente perseguida por alguien o algo que misteriosamente parece ser su profesora, pero ¿y por qué? Nuestro objetivo estará muy claro, huir de lo que nos persiga y escapar de este reino sombrío conectado con el mundo despierto.



Mientras Mina quiere escapar y buscar un refugio seguro, tendrá que explorar en la oscuridad y con la ayuda de tan solo un mechero, estos lugares serán la comisaría de policía, el propio instituto, el hospital, el metro, un mercado bastante extraño o un gimnasio. Todo consistirá en encontrar el mapa de estos lugares y en aprendernos bien los pasillos, cada habitación, nuestra ubicación, los lugares de escondernos porque sí, serán imprescindibles, pero sobre todo encontrar los elementos clave que nos ayuden a continuar la historia y escapar lo antes posible. Además de también las habitaciones de guardado conocidas como el “libro de las memorias”, que serán de gran ayuda para tener siempre un punto de guardado cerca, porque quien sabe lo que puede ocurrir al salir a los pasillos. Incluso para hacer más llevadero el cambio de mapeados podremos usar un sistema llamado “madrigueras” que nos permitirán teletransportarnos de un lugar a otro.



La mayoría de las veces necesitaremos encontrar algo muy concreto, sin muchas pistas, y se convertirá en decenas de caminatas hacia arriba y abajo, que puede provocar que se nos acabe la paciencia, pero cada área está creada de manera bastante estratégica para mantener nuestra atención. Tendremos que reunir muchos materiales y objetos de artesanía para poder crear en un banco de trabajo, así como hablar con los vigilantes de los fantasmas, para que nos proporcionen misiones secundarias que nos ayuden a adivinar otros lugares y seguro que también a encontrar lo que nos pedían en la misión principal. Junto a ello también podremos descubrir unas “páginas sueltas” como coleccionable y que nos ofrecerán un contexto de la historia.



No olvidarnos de los puzles porque estos pueden llegar a ser un quebradero de cabeza, muchos de ellos son originales y enlazan muy bien los cabos para continuar con la historia, pero es cierto que el videojuego en general es un puzle porque no se activaran pistas o aparecerán objetos hasta que no avancemos con nuestra aventura.



The Coma 2: Vicious Sisters, no presenta ningún sistema de combate, ya que en ningún momento nos enfrentaremos a nuestros enemigos porque en realidad lo que tendremos que hacer será escapar y escondernos continuamente. Afortunadamente, escapar de la Sra. Song y sus secuaces es la parte divertida, la Sra. Song puede aparecer en cualquier lugar del mapa y nos atacará para reducir nuestra vida. Escapar de ella corriendo es una solución, pero tendremos que tener cuidado con nuestra barra de resistencia porque se consumirá muy rápidamente. Nos podremos recuperar con comida o bebida que encontraremos o podremos comprar en máquinas expendedoras, aunque desafortunadamente nuestro inventario es limitado, así que tendremos que saber bien que elegir o comprar para nuestros pequeños encuentros con el enemigo.



¿Y dónde nos podremos esconder? A lo largo de cada área, nos permitirán esconderos en lugares estratégicos, pero que a veces cuesta adivinar. Por ejemplo serán armarios, taquillas o debajo de mesas, en cuanto estemos escondidos nos saltará una mecánica de botones para ocultar la respiración de Mina y que pase de inadvertida, esto en muchas ocasiones es muy engorroso e incluso aburrido porque se convierte en algo muy constante y sin sentido.



Cada zona estará repleta de enemigos, nuestra visión en 2D nos ayudará a identificarlos, pero tendremos que estar continuamente en alerta y tener mucho cuidado por la misteriosa oscuridad que desprende el ambiente del videojuego. Habrá cuerpos que caerán desde el techo y nos harán sufrir daño, también unas sombras desgarradoras que nos harán sangrar, aunque este sangrado se podrá curar con vendas. Otro tipo de enemigos que podremos deshacernos de ellos con unas cerillas, o incluso diversos brotes que al pasar cerca desprenderán un gas nocivo que podrá envenenarnos.



Su aspecto gráfico en 2D cuenta con un arte dibujado a mano que recuerda los comics occidentales, con muchos colores nítidos y brillantes, pero que puede ser contradictorio a la hora de relacionarlo con un survival-horror ya que a simple vista no asustan demasiado. Lo cierto es que las expresiones de la protagonista cuando por ejemplo está cansada, corre o está herida lo dejan reflejado de manera perfecta. También tendremos toques de novela visual, pero no nos hará detenernos mucho en cada diálogo, haciendo de esta manera que sea más dinámico, además de tener voces reales en coreano y subtitulado a un perfecto castellano.



 La sensación de tensión mientras nos abrimos camino a la oscuridad y lo que nos ayudará a llevarnos en más de una ocasión algún susto, será sin lugar a dudas su apartado de sonido. Los efectos sonoros, los ruidos, el ambiente como cuando escuchamos los pasos siniestros que se acercan, los chillidos de la Sra. Song y los ruidos de los cuerpos y tentáculos colgando son increíbles. También el latido del corazón cuando nos quedamos apenas sin resistencia, la agonía que nos invade al intentar escapar de ella y ver que todo el tiempo se acelera. En definitiva, crea una atmósfera tan perfecta, que termina considerándose un juego de terror.



En conclusión, es un juego que tiene una dinámica muy sencilla, correr y ocultarnos continuamente, pero esto puede provocar que termine siendo algo muy repetitivo. Hay variedad de enemigos, pero no son nada complicados, lo que si merece mucho la pena es recorrernos sus mapeados y descubrir toda la historia que hay detrás. Probar este videojuego en Nintendo Switch, te permite jugarlo en una televisión, cosa que desde mi punto de vista pierde bastante, ya que jugarlo en la propia consola consigue que su ambiente, la tensión, los sustos se hagan más protagonistas. Ha habido muchos momentos en los que me he sentido atacada porque no sabía cómo librarme de la Sra. Song y donde esconderme, por lo que dentro de ese terror y ese miedo, también estaba la parte divertida y estratégica de acordarnos de donde estamos para hacernos amigos del lugar. No acabar sin mencionar antes su duración, podremos acabarlo en apenas 7 horas con prácticamente el juego al 100%, e incluso nos ofrecerá diferentes finales.


VALORACIÓN FINAL

Nos adentraremos en una historia llena de misterio, fantasmas y oscuridad, donde tendremos que escondernos del mal, además de huir y escapar de este reino sombrío conectado con el mundo despierto.

7.5

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *