Análisis: Evil West

Evil West es el último título de Flying Wild Hog y el publisher Focus Interactive. Flying Wild Hog son conocidos por juegos como Hard Resert, Shadow Warrior o Trek to Yomi, entre otros. Evil West se lanzó el pasado 22 de noviembre y está disponible en PC, PlayStation y Xbox.

Evil West nos cuenta la historia de Jesse Rentier: Jesse es un conocido cazador de vampiros de un grupo de operaciones bajo el Instituto Rentier, instituto que dirige su propio padre. La historia se centra en la época del viejo oeste donde humanos, vampiros y bestias se debaten por la supremacía. Con una estética steampunk, artilugios modernos y armas convencionales de la época, nos adentraremos en un salvaje oeste repleto de monstruos.

Historia y Narrativa

Al comienzo del juego nos cuentan una breve introducción de la situación donde se nos explica, de manera escueta, la historia de ambos bandos. Aún así, deberemos encontrar los clásicos coleccionables donde conseguiremos cartas que nos adentrarán más en la historia.
El instituto Renier es la base de estos cazadores, la cual sufre un ataque siendo destruída, dando así un pequeño giro en la historia y con Jesse al mando.

Una nueva era de vampiros se acerca gracias a su antagonista, Felicity, una niña vampiro que quiere conseguir el control total de su raza, incluso desobedenciendo a sus líderes. Por su parte, Jesse deberá adentrarse y eliminar a una nueva amenaza con poderes sobrenaturales, abriéndose paso por oleadas de enemigos y jefes. Aunque su narrativa es escasa, gracias a los coleccionables y cinemáticas no resulta difícil entender la historia.

Apartado Visual

Sus gráficos son aceptables, la gran variedad de enemigos hacen que Evil West luzca pintoresco y frenético. Pero lo que realmente resalta, y para mal, es esa saturación en colores como el rojo o verde. Nuestra vista se cansará rápido, combates con un colorido exagerado y unas sombras extrañas que rodean a los protagonistas del juego. Solo serán en las zonas con luz natural donde podríamos disfrutar de un entorno suave y bien creado.

Evil West cuenta con una opción de vídeo en consolas donde podremos elegir entre calidad o rendimiento, siendo este último a 1080p y 60 fps. Este juego se ha mantenido estable, sin bugs ni ningún otro incidente que interfieran en la experiencia.

Cada zona de Evil West nos introducirá en un paisaje distinto, desde cuevas y cavernas oscuras, localizaciones típicas del viejo oeste o incluso zonas nevadas en las montañas. Pero lo que más puede llamar la atención es su gore; cada combate, combo e incluso los escenarios, están protagonizados por una gran cantidad de sangre que desde luego hará que ignoremos los aspectos negativos en sus gráficos.

Jugabilidad

Su jugabilidad es frenética, sobre todo en combates donde podamos exprimir nuestras habilidades, armas y nuestro guantelete. Aún así, la asistencia en mandos tiende a ser ridícula, la sensibilidad es brusca y torpe a la hora de intentar corregir objetivos. A parte, los enemigos cuentan con zonas críticas donde el auto apuntado se encargará de dirigir tu proyectil sin tener que corregir absolutamente nada.

Evil West es un mundo lineal, cada zona jugable estará separada por pantallas de carga en cada capítulo de su historia. La poca exploración se basa en pequeños caminos ocultos donde podremos encontrar cofres con más cantidad de dinero o cosméticos y mejoras.
Este título ofrece, a parte del modo cooperativo, un modo con una sola vida, si Jesse muere perderemos todo el avance. También cuenta con un New Game+ donde podremos volver a jugar toda la campaña para así poder desbloquear todas las habilidades y contenido de Evil West.

Resulta difícil derrotar tal cantidad de criaturas, oleadas y mini jefes que nos harán la experiencia bastante divertida. Cuenta con varios modos de dificultad donde los enemigos harán mucho más daño a Jesse y conseguirá mantenernos en tensión en cada combate.

Jesse conseguirá un arsenal de armas y un guantelete. Armas como un rifle de repetición, revólver, ballesta o una escopeta recortada; todas estas armas tendrán su propia rama de mejoras que podrás adquirir si consigues el dinero para desbloquearlas. Por otro lado, el guantelete de Jesse se basa en un nuevo proyecto que se presenta durante la historia, el cual tiene la misión de hacer más fácil la caza a estos vampiros. Jesse descubrirá, según vaya avanzando, las cualidades de este guantelete y podrá derrotar a los enemigos electrocutándolos, defenderse con un escudo eléctrico o arrollar a los enemigos terminando con ellos con un buen combo.

Ventajas y Mejoras

Según vayamos progresando, Jesse conseguirá el nivel necesario para desbloquear ventajas, como pueden ser mejorar nuestros combos, poder disparar a enemigos en el aire o poder hacer daño en área con nuestro guantelete. A parte, a través de todo los escenarios, podremos conseguir dinero para así poder comprar mejoras para nuestras armas.

Durante todo el juego, tendremos las zonas comunes donde podremos reestablecer nuestras mejoras y ventajas, por si necesitamos modificarlas. El sistema de habilidades y las mejoras resulta simplemente efectivo, cómodo y sencillo, sin nada que destacar. Deberemos incluso dar una nueva vuelta a la historia para poder desbloquear todo y así disfrutar por completo de todo el contenido.

Tenemos que tener en cuenta de que algunas mejoras e incluso cosméticos se encuentran por las zonas ocultas de cada capítulo, deberéis explorar a conciencia lugares escondidos por barreras o destruir barriles explosivos que quizás, tras ellos, escondan alguna recompensa.

Conclusión

No podemos decir que sea el juego perfecto. Las zonas lineales o la saturación de color pueden afectar a nuestra experiencia. Pero es cierto que la gran cantidad de enemigos, su música y su combate tan frenético hacen que Evil West sea una buena alternativa. Con una duración de aproximadamente 10 horas, nos ofrecerá una historia de acción original que nos deja con ganas de más.

Hemos realizado este análisis en Xbox Series X.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *