ANÁLISIS: PROJECT WARLOCK

LA FURIA DEL BRUJO


Project Warlock es un juego de acción, disparos y sangrientas matanzas, hecho con pixel art, que nos trae Buckshot Software y que recupera la esencia de los legendarios juegos de la época clásica de los FPS, Doom o Heretic, entre otros, pero que añade también algunos elementos nuevos e interesantes a destacar.

Antes todo era mucho más sencillo, al género no le hacía falta una trama elaborada o unos protagonistas carismáticos, al menos hasta la aparición de Duke, Caleb o Lo Wan, y bastaba con que te soltasen en un nivel cualquiera, te dieran un buen cacharro con el que exterminar y destrozar a todo lo que se moviera, no hacer prisioneros y buscar algunas de las llaves multicolor, y si tenias ganas o tiempo descubrir también algún que otro secreto, que te despejaban el camino hacia el final del nivel y a empezar de nuevo con el siguiente.

Realmente no hacía falta mucho más, cualquier excusa era buena, todo se aceptaba y lo más importante era asegurar la diversión con una acción trepidante, desenfrenada y sin grandes complicaciones. Justo la fórmula por la que apuesta este Project Warlock, un juego que no solo se inspira y rinde merecido homenaje a los clásicos del género sino que además apuesta por introducir algunas atractivas novedades que le sientan realmente bien.

Project Warlock

Let´s Rock and Roll


Asumimos el papel de un brujo con poderes, afición por todo tipo de armas y mala leche, mucha mala leche, que se impone así mismo la misión de acabar con todo el mal que se pasea por la tierra y parte del extranjero.

Y ya está, no hace falta nada más para que empiece el baile de balas y la salvaje masacre.

El juego consta de cinco episodios ambientados en diferentes momentos de la historia y en el infierno. Cada episodio tiene asimismo varios niveles que vienen a ser bastante cortos, entre cinco y quince minutos por nivel, y plagados de enemigos a los que hay exterminar, no reaparecen, mientras buscamos las llaves de colores que nos franquearán el camino hasta el siguiente nivel y acercarnos al Jefe Final de cada episodio hasta el combate final con el mismísimo Satán. Además cada nivel tiene un número determinado de secretos, no muy difíciles de descubrir, que le proporcionan un aliciente añadido al juego, además de ser de considerable ayuda a la hora de mejorar al personaje.

Project Warlock

Y así de sencilla es la fórmula clásica que recupera el juego. Niveles cortos pero bien diseñados, no son ni procedurales ni aleatorios, que apuestan por una acción sencilla pero desenfrenada, con mucho ritmo y sangre, mucha sangre.

Además de apelar a los clásicos, el título introduce algunas novedades que han sabido implementar muy bien. Como si de un juego de rol se tratase, conforme avanzamos en la aventura nuestro protagonisata podrá ir mejorando todo tipo de habilidades, conseguir más rapidez, más munición o más vida entre otras. Otra novedad es que aparte de tener un gran arsenal de armas a nuestra disposición podremos y potenciándolas hasta conseguir dos versiones distintas de cada arma entre las que tendremos que elegir. También tendremos un libro de magia, somos brujos al fin y al cabo, al que podremos ir incorporando hechizos de todo tipo conforme los vayamos encontrando.

Elementos nuevos que le dan un aire fresco y renovado al título pero que no interfieren en su compromiso por seguir la fórmula original y los conceptos básicos de los juegos clásicos en los que se inspira. Todo un acierto y sin duda un aporte más que interesante.

Project Warlock

El juego tiene una dificultad bastante baja, incluso jugando en máxima dificultad, y este es quizás el mayor de sus defectos. Un juego de este tipo debería darte la opción de ser un reto todo el tiempo y hacerte sudar sangre con cada nivel, sin embargo, salvo en pocas excepciones, esto no suele ocurrir y es fácil acabar los sesenta niveles de los que consta el título sin haber muerto mas que unas pocas veces. Demasiados recursos por nivel que facilitan la tarea.

Da la sensación de que han dejado toda la dificultad del título para los que decidan jugar en el modo «hombre de hierro», esto es, acabarlo sin morir una sola vez, cosa que por otra parte se antoja bastante complicado a menos que decidamos rejugarlo. Sin duda un mejor balanceo de la dificultad le hubiera venido de lujo.

El apartado artístico destaca por tener un pixel art de calidad que contribuye con la idea principal de retrotraernos a la época de los grandes clásicos del género. Lo cierto es que el arte y el diseño visual del juego funcionan, son atractivos y confieren de personalidad propia a este Project Warlock. A destacar su enorme, variada y acertada banda sonora. Un tema diferente para cada nivel, recordemos que son nada mas y nada menos que sesenta, y una mezcla de estilos e influencias, algunos temas recuerdan claramente a otros juegos, que nos irán acompañando a lo largo de toda la aventura y marcarán el ritmo de cada matanza con una música frenética y cañera.

Project Warlock

Acabar con todo el mal debería ser el final… o tal vez no


En definitiva un juego ligero pero entretenido, ideal para partidas cortas o para descansar un poco de juegos más exigentes. Se propone el propósito de recordar y reinterpretar las ideas y los conceptos más clásicos del género de los FPS y desde luego que lo consigue. Una dificultad mas dura y balanceada hubiera sido lo deseable pero no por ello dejar de ser un juego de lo más correcto y entretenido que te da lo que te promete.

Cuando escribo este análisis ya tenemos disponible la segunda parte en early access así que espero no tardar mucho en poder jugarlo y analizarlo.

Juego RECOMENDABLE para todos los aficionados a la acción frenética y a las matanzas sin cuartel, para los carcamales que vivimos la época dorada de los FPS y para todos los afiliados a la Asociación Nacional del Rifle.

ABSTENERSE las mentes mas sensibles, los que siempre pretenden conocer y comprender las motivaciones internas de sus protagonistas y los alérgicos a la hemoglobina pixelada.

Este juego es puro rock and roll, baby.

Hemos realizado este análisis en PC.

1 comentario en “ANÁLISIS: PROJECT WARLOCK”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *