Hay ciertos títulos con los que apetece mover el esqueleto y el que hoy os traemos analizado es uno de ellos, pues ROBOBEAT nos anima a acabar con distintas oleadas de enemigos disparando varias armas al ritmo de las canciones que escuchamos. Este videojuego llegará hoy mismo (13 de mayo de 2024) a PC vía Steam y Epic Games Store. Se encuentra desarrollado por Simon Fredholm y publicado por Kwalee.

Los lanzamientos de juegos rítmicos están a la orden del día desde algunos grandes como Metal: Hellsinger o Gun Jam muchos más han aparecido. ROBOBEAT sin embargo introduce un elemento que ha sido muy introducido con anterioridad en otros títulos a través de mods: las canciones personalizadas o custom. En este caso, combinamos los juegos rítmicos, con el género FPSroguelite.

Antes de pasar a contaros qué nos ha parecido, os dejamos con su tráiler:

La historia de ROBOBEAT cae en segundo plano

Empezamos fuerte y es que esperábamos que ROBOBEAT tuviera más historia de la que presenta finalmente el título. Encarnamos a Ace, un intrépido cazarrecompensas que le encargan un nuevo asesinato: abatir a Frazzer (un presentador robótico).

¿Qué podremos hacer para llegar a él? Prácticamente todo lo que se nos ocurra como correr por paredes, deslizarnos, bloquear ataques con nuestras armas para devolverlos con más poder… ¡Ah, pero no será tan fácil! Como cabe esperar, encontraremos toda clase de enemigos, voladores, que nos persiguen o incluso que atacan a distancia.

ROBOBEAT
Los enemigos siempre serán muy fáciles de ubicar gracias a los colores neón que siempre tienen

Un roguelite de pies a cabeza

En ROBOBEAT vemos una sala principal bastante interesante. En ella se nos muestran múltiples paneles en las paredes en las que se observa todo el contenido que hemos desbloqueado jugando hasta el momento. 

Como jugadores podremos desbloquear canciones (que vendrán en forma de cassettes musicales), armas, potenciadores pasivos y nuestro equipamiento… ¡De todo un poco!

El panel gigante de nuestra base donde se nos mostrarán los objetos desbloqueados

Un progreso lento pero con buena letra

Si tenemos que hablar de algo bastante tedioso de ROBOBEAT es la lentitud que tenemos al principio para desbloquear nuevo contenido. Cada sala que completamos tenemos dos tipos de divisas. Una de ellas son los «blips» que servirán para invertirlos en mejoras. Una vez completamos la cantidad necesaria para ello, se desbloquearán automáticamente. Este contenido desbloqueable va desde nuevos tipos de salas (como una en la que podemos elegir cartas que nos otorgan habilidades pasivas o incluso una tienda) hasta armas u objetos utilizables como un gancho.

Por otro lado, tenemos otra moneda que nos servirá para comprar en las tiendas que nos encontraremos. Todos estos desbloqueos son bastante lentos hemos de confesaros, haciendo que alguna de las mejoras tardemos varias partidas en desbloquearlas cuando su impacto no tiene por qué ser grande en exceso.

Al igual que otros roguelite, el objetivo es ir mejorando nuestras habilidades pasivas, activas y armas con el fin de potenciar nuestros ataques para acabar con los enemigos con una mayor facilidad.

¿Una pala de ping-pong para combatir? ¡Quién se pensaría que es tan eficaz!

Unos combates contra jefes bastante desafiantes

Como bien os comentábamos anteriormente, podremos efectuar bloqueos perfectos para poder evitar recibir daño. Esta será una de las mecánicas más necesarias si queremos llegar lejos en ROBOBEAT, ya que los jefes estarán bastante basados en ella.

Como casi todas las acciones van según el ritmo, los patrones de ataques son lo suficientemente previsibles como para poder cometer acelerones o bloqueos a los ataques de los rivales para evitar todo el daño entrante. Todos los disparos que efectuemos fuera de tiempo no harán daño alguno, pero… ¡Que no cunda el pánico! Si no lleváis el ritmo en las venas siempre podéis utilizar las opciones de accesibilidad que permiten efectuar acciones independientemente del momento en el que las hagamos.

Son bastante complejos por norma general y, además, tienen mucha vida, lo que los convertirá en auténticas «piñatas que absorben golpes sin parar».

ROBOBEAT
¿Nos está chutando una pelota?

Apartado artístico de ROBOBEAT

ROBOBEAT en lo visual es un juego que ayuda bastante al jugador. Esto es debido al código de color que utiliza, remarcando los ataques y enemigos con colores cálidos simulando luces de neón, frente a los fríos entornos que se pueden ver en el juego. De igual forma, sentimos que por culpa de esto quizás se han dejado un poco de lado el tratado de entornos, cuando podrían haber ayudado precisamente a reforzar la narrativa (que en cierto modo lo hace con coleccionables).

En lo musical… Es lo que el jugador desee que sea. Podemos utilizar pistas personalizadas con canciones sacadas directamente de nuestros ordenadores. Hemos de confesaros que temíamos un poco por esta opción, pensando que quizás no detectaría bien del todo. El título permite ajustar el pulso manualmente para hacerlo cuadrar a la perfección (aunque también es justo remarcar que siempre nos lo ha detectado correctamente).

Mejoras que encontramos a nuestro paso en forma de cartas

Conclusiones

ROBOBEAT es un título entretenido, con bastante contenido que ofrecer aunque a veces sea un tanto tedioso desbloquearlo. La personalización es total y muy completa gracias a poder utilizar nuestras propias canciones.

Los niveles tienen una dificultad bastante amplia, desde los primeros (sencillos a más no poder) hasta los últimos que nos han resultado auténticos infiernos andantes. Si estabas buscando un título rítmico con esta capacidad de amoldarse a cada jugador… ¡ROBOBEAT es una excelente opción!

Hemos realizado este análisis en PC con una clave proporcionada por PressEngine

Análisis: ROBOBEAT
Poder jugar con nuestras propias cancionesFacilidades en caso de no llevar bien el ritmoMúltiples elementos desbloqueables
Repetitividad en las partidasInicios muy lentos
7.2Nota Final
Historia6.5
Jugabilidad7.5
Apartado artístico7.5