Análisis: Twilight Oracle

Un fauno que toca fatal la flauta, un pez gigante que habla y al que le gusta tomar el sol fuera del agua, un astronauta que quiere demostrar que el universo es curvo, una zanahoria gigante cultivada bajo el océano, un portal dimensional a un mundo de chucherías… Todo esto y mucho más es lo que podemos encontrar en la nueva aventura de Cosmic Void; Twilight Oracle.

A menudo me pregunto como Aviv Salinas (la persona detrás de Cosmic Void) puede producir tantas y tan buenas aventuras. Desde aproximadamente 2021 es normal ver dos o hasta tres aventuras suyas cada año. Algunas gratuitas, otras comerciales, algunas en solitario, otras colaborando con otro guionista y/o diseñador pero todas interesantes y con una personalidad muy reconocible.

Para que os hagáis una idea, con 2024 recién estrenado y esta Twilight Oracle recién lanzada, ya ha anunciado Devil’s Hideout para este mismo septiembre. En una industria en la que estamos acostumbrados a periodos de desarrollo cada vez más largos y costosos, resulta refrescante esta capacidad de acotar los tiempos y la ambición de los proyectos.

Twilight Oracle, o como el tonto de clase se convirtió en héroe

Eso no quita que justo Twilight Oracle sea su aventura más ambiciosa hasta la fecha. Si Cosmic Void muchas veces recurre a la perspectiva en primera persona, lo que permite ahorrar mucho en animaciones, en esta ocasión nos encontramos con la típica aventura gráfica en tercera persona con bastantes personajes y más animaciones.

Twilight Oracle

También consta de unos escenarios espectaculares, doblaje para las voces y una traducción a múltiples idiomas entre los que se encuentra el castellano. No es su juego más largo (completar Blood Nova me llevó más tiempo) pero sus aproximadamente 4 o 5 horas de juego son más que suficientes para el desarrollo de esta aventura.

Leo es uno de los peores alumnos de una academia para personas con habilidades especiales y, ante la posibilidad del destierro por sus malas notas, se le plantea la alternativa de viajar a un lejano mundo en busca de un peligroso fugitivo. En esa misión le acompañarán otros tres estudiantes igual de inútiles aunque no todo es como parece y en ese mundo descubrirán algo que puede cambiar el destino el universo entero.

Con una ambientación que mezcla sin pudor fantasía y ciencia ficción a lo que sumamos un grupo protagonista que parece salido de la típica comedia yanki adolescente, en Twilight Oracle lo absurdo y surrealista se convierte en lo habitual. Esta claro que el juego no se toma demasiado en serio a si mismo ni pretende que nosotros lo hagamos.

Al final hemos venido a divertirnos aunque nuestro destino cuelgue de un hilo y nadie va a quitarle a Leo esa sonrisa de bobalicón vago y aficionado al surf, una sonrisa que se contagia y transmite a través de la pantalla. El humor funciona bastante bien aunque abusa de los juegos de palabras, perdiéndose en la traducción más veces de las deseadas.

Aún así, como digo, Twilight Oracle es una aventura muy divertida por la que es fácil dejarse llevar gracias su desparpajo y nulo sentido del ridículo. Un diseño de puzles más bien sencillos y bastante lineal, sobretodo al principio, ayuda a entrar en su propuesta de forma rápida y que el ritmo no se resienta.

No todo es un campo de rosas espaciales

Conforme vayamos avanzando se nos presentarán más situaciones con algún puzle en paralelo y soluciones más rebuscadas pero que nadie espere una estructura muy compleja. En ese sentido es muy directo aunque en algunas ocasiones tendremos más de un objetivo a la vez, dándonos un poco flexibilidad en el orden en el que solucionamos algunos puzles.

El problema es que, bien avanzado el juego, esa dificultad en parte sube porque algunos puzles se imbuyen demasiado de la falta de lógica de este universo. Nos encontramos ante alguna solución que me remite a esa lógica demasiado obtusa de muchas aventuras de los 80 y 90. Recurrir a la prueba y error será inevitable en alguna ocasión.

El hecho de que Twilight Oracle tenga relativamente pocos escenarios y que tampoco tengamos muchos objetos en el inventario a la vez hace más asumibles esos puzles pero eso no quita que estén ahí. Por suerte son una minoría y eso no quita que el resto del juego haga un buen trabajo en general, con alguna solución especialmente imaginativa.

El oráculo me ha dicho que tengo pelazo

El aspecto gráfico de Twilight Oracle me encanta pero tampoco evita algún que otro problema. A nivel estético el pixelart de Cosmic Void me parece maravilloso; tiene un uso del color muy particular y expresivo que resulta reconocible al instante aunque en esta ocasión utilice una paleta más luminosa y menos limitada de lo habitual, ademas de unos gráficos más detallados.

En ese sentido me recuerda un poco a los clásicos Legend of Kyrandia de la extinta Westwood Studios, juegos realmente preciosos y coloridos. Hasta el sprite de Leo está claramente basado en el del personaje de Brandon, protagonista del primer Kyrandia. Por suerte el protagonista de Twilight Oracle me resulta bastante más simpático y carismático.

Puede que nos encontremos ante el juego más bonito del desarrollador pero el precio a pagar ha sido que la información visual no siempre está tan clara como debería. En algunos escenarios las salidas no están del todo claras y algunos objetos se confunden con el fondo, llegando rozar el pixel hunting.

Twilight Oracle tuvo una campaña de kickstarter para financiar el doblaje y me alegro mucho de que consiguiera la meta porque me parece ejemplar. Todas las voces están muy bien interpretadas y aportan mucho al humor que destila toda la aventura. En este aspecto no tengo una sola queja, igual en la música que me ha resultado muy agradable.

Sobre la localización al español tengo que felicitar a los responsables ya que era una tarea muy difícil. La cantidad de juegos de palabras en este juego es enorme y no sirve únicamente con traducir de forma literal, hay muchas ocasiones en que esta no tendría ningún sentido en español. Un gran trabajo de adaptación.

El simple hecho de que un juego tan humilde como este tenga traducción a nuestro idioma (además de italiano, alemán y portugués) ya es algo a celebrar, la verdad.

En conclusión

No puedo negar que Twilight Oracle me ha dejado un sabor de boca un tanto agridulce pero también cierto que mis expectativas eran muy altas.

Una parte de mi piensa que es una lástima que la aventura más ambiciosa de Cosmic Void no sea la mejor pero si hago el esfuerzo por ver el juego por lo que es y no por lo que yo hubiera querido que fuese, lo que me encuentro es una aventura muy divertida, de la cual he disfrutado la mayoría del tiempo y cuyos momentos más bajos no consiguen empañar el conjunto de la experiencia.

Twilight Oracle está disponible en Steam.

Hemos realizado esta análisis en PC con una clave proporcionado por Cosmic Void

Análisis Twilight Oracle

✅ Lo Bueno:
• Un universo fascinante y surrealista
• Un pixelart magnífico
❌ Lo Malo:
• Algún puzle abusa de la lógica absurda
• Algún objeto se funde con el escenario

Sistema operativo: PC

Puntuación del editor:
7.5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *