Testament: The Order of High Human, es un juego programado con el motor Unreal Engine por la gente de Fairyship Games una desarrolladora Estadounidense en ascenso fundada en 2017 por los hermanos Moe and Joe Naderi, quienes tienen una vasta experiencia trabajando en videojuegos, y este 2023 debutan por partida doble lanzando dos juegos: Testament (Disponible solo en Steam y Epic Store) y Shame Legacy (disponible en Steam, Epic Store, Xbox Series y PS5), ambos juegos ya se encuentran disponibles, y en esta ocasión nos toca analizar el primero.

A grandes rasgo, Testament: The Order of High Human es un First Person RPG de corte medieval, pero tiene muchos elementos de otros juegos que iremos viendo a lo largo de este análisis, aunque como sus mismos creadores lo dijeron: «Es también un metroid» ya que requiere y exige explorar el entorno para poder ir obteniendo ítems.

Es un juego que intenta ser completo en todo sentido, tiene sígilo, peleas con espadas, arcos y flechas, árbol de habilidades, dinero para comprar artículos, etc. Podríamos decir que Testament es un juego revelación, pero en la medida que lo vas conociendo mejor te das cuenta que muchas cosas se van quedando al debe, y eso es algo que también destriparemos aquí.

La historia de Testament: The Order of High Human

Testament es una historia original épica ambientada en la tierra de Tessara. Aran, el rey de los humanos elevados (lo que vendría siendo un semi-Dios), pierde sus poderes divinos y cae al suelo tras ser traicionado por su hermano, Arva.

El mundo se ha sumergido en la oscuridad y ha sido invadido por monstruos, y Aran emprende una búsqueda para recuperar sus poderes y enfrentarse a Arva para restaurar Tessara a su antigua gloria. En el camino, debe superar varios obstáculos, incluidos líderes corruptos, ciudades contaminadas y criaturas peligrosas, para finalmente derrotar a Arva y destruir el Árbol de la Oscuridad.

Si bien esta es la historia base, como irás viendo a lo largo del juego en la medida que avances, te darás cuenta que está dotado de un lore bastante potente que puede expandirse en varias direcciones, por lo que no es de extrañarnos que las continuaciones de esta historia se expandan en precuelas, spin-offs o sucesos acaecidos en la misma línea de tiempo con otros personajes.

Las armas de nuestro héroe

En Testament: The Order of High Human, tenemos 3 tipos de armas con el que te vas a resolver durante toda tu aventura, cada una con sus ventajas y sus respectivas frustraciones

Espada: Es el arma estándar con que nuestro protagonista comienza la historia y la que más utilizarás durante tu largo viaje, no puedes mejorarla hasta obtener la Espada de la Verdad. Posee dos tipos de ataque, el normal y el fuerte (cargando poder), lo más obvio a decir es que es el arma de menor alcance y con el que en más de una ocasión pasarás uno que otro frustrante mal rato, ya que su nivel de poder, por muchos ataques nuevos que puedas implementarle, aparentemente no mejora.

Arco y Flecha: Es la segunda arma que usas en tu viaje pero no podrás mejorarla hasta obtener el Arco de Luz, esta arma te sirve para ataques a distancia pero lamentablemente es inútil cuando tienes a los enemigos enfrente, ya que eres propenso a todo tipo de arremetidas, por lo que se aconseja su uso para momentos de sígilo.

Poder Mágico: Son los diversos hechizos que usas durante tu travesía, comienzas con solo una ranura donde poder insertar tu poder mágico, y en la medida que vayas obteniendo puntos para usarlos en tu árbol de habilidades podrás ir desbloqueando nuevas magias y otras ranuras (con un máximo de 4), lo que te permite crear tu propio reportorio e ir alternándolas de dos en dos.

Aunque es la segunda arma que obtienes en el juego, no te será de mayor utilidad hasta en etapas más avanzadas.

Árbol de Habilidades

Testament: The Order of High Human, posee un árbol de habilidades que activas mediante puntos de ventaja con el que puedes mejorar el uso de tus tres armas básicas: Espada, Magia y Arco y Flecha.

Estos puntos de ventajas se obtienen acumulando XP, te los otorgan los enemigos al ser eliminados, al cumplir ciertas misiones que vas cumpliendo en el desarrollo del juego, eliminar jefes, etc, pero te los dan a cuentagotas y de tal manera que te cueste obtener los dichosos puntos.

Y mientras en espada obtienes diversas maniobras de ataque, defensa, esquives y ataques cargados. En magia tenemos diversos hechizos, como los hechizos de vida (verdes), hechizos de luz (amarillo), hechizos de viento (azul), hechizos de fuego (rojo) y psíquico (morado). Y finalmente en arco y flecha mejoramos otro tanto de cosas, como el tiempo de dibujo, el dezplazamiento mientras apuntamos, ralentizar el tiempo, rebotes, etc.

Si eres observador, te darás cuenta que ya en el perímetro del árbol de habilidades las armas comienzan a combinar sus poderes.

Siendo un poco críticos, en este apartado hay varios movimientos que te son útiles desde el principio y no puedes usarlos a menos que los desbloquees, lo que termina siendo algo frustrante e injusto, ya que los enemigos poseen mayor libertad de ataques y no te tienen piedad alguna, por lo que perder constantemente a causa de estar amarrado de pies y manos es algo que no tiene gracia después de 7, 10 o 15 intentos, y eso genera agotamientos y jaquecas que disminuyen la motivación de continuar.

Se entiende que aquí intentaron hacer algo diferente pero lamentablemente el resultado final no cuajó, distinto hubiera sido si obtienes todos los movimientos desde el principio y el árbol de habilidades te da la opción de mejorar el poder de todos y cada uno de tus ataques, hechizos y flechas.

Otra cosa criticable es que no eres libre al 100% de poder elegir la ramificación, hay algunas habilidades a las que no puedes tener acceso con la excusa que «debes seguir avanzando en la historia», lo que lo convierte en un segundo injusto y frustrante lastre.

Ítems, consumibles y poderes.

Aparte de los XP que te otorgan los enemigos eliminados, en ocasiones pueden dejar caer algunos cristales que son sumamente útiles en tu aventura (también los obtienes abriendo cofres, rompiendo jarrones y cajas).

Cristal Verde: Recupera tu energía (barra verde).

Cristal Azul: Recupera tu nivel de magia (barra azul)

Cristal rojo: Fragmento de la creación.

¿Qué es el fragmento de la creación?

Es una especie de «dinero» con el que puedes comprar poderes extras y generar tu propio inventario, existen 18 consumibles diferentes que pueden fabricarse in situ, lamentablemente su protagonismo cae en un cuarto lugar de importancia y con eso al olvido, ya que sus utilidades son casi nulas, primero porque su efectividad pasa desapercibida, y segundo porque la duración es demasiado escueta, por lo que no debería parecerte extraño si en un determinado momento te olvidas por completo de su existencia.

Un poder muy útil que obtienes al principio del juego es el de perspicacia, que te permite ver cosas que el ojo normal no puede, como la ubicación de tus enemigos, su nivel de fuerza, sus puntos débiles, los cofres del tesoro, etc, más adelante te explicaremos en qué momentos se puede precisar de su uso.

Cada enemigo posee un nivel de dificultad para ser derrotado y esto se representa por un ícono que tienen sobre sus cabezas, tenemos 4 colores, el verde para los enemigos inexpertos, el amarillo para los enemigos de dificultad media, el rojo para los de dificultad difícil y el rosa para los ultra difíciles. 

Si te fijas bien tenemos un quinto color (rodeada de una aureola morada) cuando un enemigo está protegido por el llamado «Ojo de sanguijuela», un parásito maldito que se pega a las criaturas vivas y las contagia con oscuridad, protegiendo a su anfitrión de cualquier daño.

La única forma de derrotar a estos enemigos poseídos es detectando a la sanguijuega con la vista de perspicacia y matándola de un flechazo (no puedes matarla con espada ni magia, cuida tus flechas). Si bien esto le agrega una capa de dificultad extra al juego, también se vuelve un lastre, sobretodo cuando tienes que enfrentar a hordas de enemigos protegidos por este parásito. Ya ni hablemos cuando hay puertas y faros de luz que no puedes utilizar hasta que no elimines a estas criaturas (y lo peor es que las ubicaron en lugares que no puedes alcanzar hasta no obtener la habilidad de «Efecto de Flecha de Rebote»).

Ahora pasemos a ver lo que es el juego.

Jugabilidad

El gameplay de Testament: The Order of High Human se podría sub-dividir en 3 categorías:

Exploración: Que es donde vas avanzando eliminando enemigos, destruyes cajas, jarrones, encuentras ítems, avanzas por acantilados, corres a través de los muros, subes o desciendes por sogas, trepas para alcanzar algunas bases de altura.

Los caminos rematan en zonas jerárquicas donde puedes llegar a enfrentar auténticas hordas de enemigos, esto representa un verdadero dolor de cabeza ya que tu espada (sobretodo en los niveles más bajos) es insuficiente para enfrentarlos y necesitas de ágiles movimientos que (como antes dijimos) no los tienes desde el principio.

El arco y flecha para atacar a distancia flaco favor te hace debido a la torpe lentitud de su ejecución y la exigente puntería que se requiere, lo que facilita a los enemigos el poder acercarse mientras se tambalean para esquivar tus disparos. Y con los hechizos más de lo mismo, ya que al estar en niveles mas bajos es muy poca la energía que consigues bajarles.

Sígilo: Existen otras zonas jerárquicas donde los enemigos hacen labores de vigilancia o simplemente están distrayéndose, este apartado es algo tosco y el que menos trabajado se encuentra, ya que es muy fácil ser detectado apenas eliminas sigilosamente a tu primer enemigo, volviendo todo esto en lo mismo que se critica en el apartado anterior, apenas te detectan se abalanzan contra tí en hordas y no te dan descanso.

Aquí es donde la vista perspicaz y el arco y flecha cobran mayor protagonismo, el primero para detectar las auras de tu enemigos (muy a lo farcry) y sus puntos debiles (que se destacan en blanco) y el segundo para poder dar disparos mucho más certeros que los eliminen al primer flechazo.

Puzzle: Existen catacumbas en cuyo interior hay auténticos y creativos puzzles que deberás resolver para poder avanzar u obtener ítems o armas importantes. Este aspecto es uno de los mejor trabajados, tanto así que hasta pareciera que no estamos hablando del mismo juego.

Todo este apartado se juega en modo plataforma muy del estilo de lo visto en Metroid Prime, Prince of Persia o Portal, donde debes ir activando diamantes para abrir la puerta de salida, hay partes donde juega con las alturas, la antigravedad o el arriba y abajo, es decir, que tus movimientos de Parkour que en los modos anteriores son más anecdóticos, aquí se ponen realmente a prueba ya que los usarás todo el tiempo.

También hay puertas de piedra selladas y cuya única forma de abrirlas es mediante los tableros con puzzles de luz que se encuentran al costado y donde debes dirigir el rayo a través de unos pequeños espejos para que al rebotar puedan alcanzar su destino, que es el diamante rojo.

En la medida que vayas avanzando te darás cuenta que estos acertijos se vuelven cada vez más complejos y donde debes utilizar la lógica y el craneo mental en todo momento.

En la foto que mostramos a continuación ya te puedes ir haciendo una idea de lo que te espera.

Un metroid de corte medieval pero sin mapa

Como sus creadores mismos lo dijeron, Testament: The Order of High Human es un metroidvania, un género que generalmente implica mucha exploración y retroceso, pero aquí no cuentas con el elemento más importante de este tipo de juegos que es un mapa, un acto totalmente imperdonable. Incluso cuando te teletransportas entre áreas, no puedes ver tampoco en dónde estás ubicado de forma general, la tierra de Tessara se nos presenta casi como un sueño pero no en una forma física. Todo lo que obtienes es una brújula casi completamente inútil.

Gráficamente es un juego apantallante y se nota que lo hicieron con amor y esmero, se destaca dentro de los aspectos positivos la presencia física del personaje dentro del gameplay, el cual es bastante realista, puedes mirarte los pies y de hecho la interactividad de las manos es fabulosa cuando trepas la soga o desciendes, utilizas los objetos y las magias, en ese aspecto el juego es una maravilla y hace uso de todos los recursos que puede otorgar el Unreal Engine.

Musicalmente, aunque las composiciones son muy épicas, atmosféricas y acordes al tema medieval, no logra su cometido de destacar y complementar el juego, es raro decirlo porque no hay algo realmente negativo que decir, pero incomprensiblemente se queda en un plano final casi de forma involuntaria.

En resumen, Testament: The Order of High Human es un buen juego que tiene verdadero potencial, pero necesita de muchas pulidas hasta lograr algo más redondo, hay algunos aspectos que lo vuelven exasperante e incluso irritante, sobretodo en el tema de las batallas contra varios enemigos ya que es todo un trámite cambiar las armas o prepararlas para atacar cuando tienes a hordas que se te abalanzan encima y casi no hay tiempo para reaccionar, pero eso no quita que merezca un voto de confianza ya que está a pasos de lograr algo sumamente redondo.

Este análisis se hizo basado en la revisión REV.37026.

Hemos realizado este análisis en PC con una clave proporcionada por Fairyship Games.

Análisis: Testament: The Order of High Human
Es un juego tremendamente largo.No solo se limita a combates, es también un versátil juego de plataformas.Posee desafiantes rompecabezas mecánicos.Hace uso inteligente de todos los efectos gráficos conocidos.Podríamos estar ante el comienzo de una prometedora saga.
El sistema de combate y sígilo necesitan urgente de una mejora.El sistema para subir de nivel es lento y no se siente contundente.Algunos ítems son perfectamente prescindibles.Las peleas contra hordas de enemigos a veces llegan a exasperar.No posee mapa.La música es buena pero no consigue destacar.
7.7Nota Final
Historia8.2
Jugabilidad7
Gráficos9.5
Sonido3.9
Duración9.7