Demuestra que eres un ser humano


LA SAL DE LA VIDA

Alargada, muy alargada, es la sombra de los Dark Souls en la industria de los videojuegos hoy en día y como no podía ser de otra manera su influencia también se ha dejado sentir entre los juegos de acción y plataformas en 2D, siendo este Salt and Sanctuary, desarrollado por Ska Studios, no solo uno de los primeros juegos de este tipo en seguir su estela, sino que probablemente sea uno de los mejores en hacerlo.

En efecto, Salt and Sanctuary no solo se inspira en la famosa saga, sino que básicamente es un corta y pega de todas las características principales de los Dark Souls llevadas al mundo del plataformeo en 2D. Y lo cierto es que lo hace extraordinariamente bien, con un resultado final muy satisfactorio y disfrutable.

Hoy en día el uso de la fórmula puede parecer poco original, de hecho, ya hay todo un subgénero que la explota, el denominado souls like, pero el juego que nos ocupa fue de los primeros en su especie en hacerlo y lo cierto es que logra reproducir la experiencia de una manera muy fiel, acertada y sobre todo divertida.

O dicho con otras palabras, el jugador al que le gusten los juegos de desplazamiento lateral en 2D y además disfrute con los juegos de la saga Dark Souls de lo pasará de maravilla con este juego.

Un poco de oscuridad y sal, mucha sal.

Tras un accidentado y provocado naufragio nos despertamos en la playa de una extraña isla para descubrir, más pronto que tarde, que no nos va a quedar otra que rescatar a la princesa que viajaba en nuestro barco. Con esta simple premisa empieza Salt and Sanctuary y a partir de aquí todo lo que nos vamos a encontrar es puro Dark Souls.

Es decir, Salt and Sanctuary es un juego de rol y acción, con una dificultad considerable y una narración ambiental que huye de los convencionalismos, cinemáticas y diálogos, para contar la historia a través de los detalles presentes en el oscuro mundo que nos rodea y las descripciones de los objetos.

Pero las similitudes no se quedan ahí, ni mucho menos. Podemos elegir entre muchas profesiones para elegir a nuestro héroe, también el credo que queremos profesar y que podremos cambiar a conveniencia a lo largo de la partida, evolucionar armas y poderes para enfrentarnos a numerosos y extravagantes jefes en un mundo críptico y oscuro diseñado al más puro estilo metroidvania, donde todas las piezas acaban encajando y todos los escenarios tienen su razón de ser.

También estará presente en Salt and Sanctuary a lo largo de la aventura esa reconocible sensación de no saber que narices está pasando a nuestro alrededor y no saber muy bien del todo porque hacemos lo que hacemos, los templos que convenientemente sustituyen a las hogueras de los Dark Souls, la sal que ocupa el lugar de las almas, y esa endiablada dificultad tan irritante para algunos, pero tan deliciosa para otros.

Y es que, como ya se ha dicho, jugar a Salt and Sanctuary es lo más parecido a jugar un Dark Souls en 2D que uno se puede encontrar, donde más que una inspiración estamos hablando más bien de un claro homenaje o tributo.

En cuanto a la dificultad, bueno, yo siempre he defendido que los Dark Souls más que difíciles son exigentes y es en esa misma línea donde se va a desenvolver este título. Puede incluso que con un umbral de exigencia algo inferior al de la famosa saga, pero sin duda totalmente reconocible y parte esencial de Salt and Sanctuary. Nos van a matar muchas, pero muchas veces, en nuestros recorridos por los escenarios, pero sobre todo en nuestros enfrentamientos con los jefes finales, aunque quizás no tanto, como uno podría esperar.

En cuanto a la jugabilidad se refiere destacar por último que Salt and Sanctuary permite el juego cooperativo para dos jugadores en modo online, lo cual promete ser una experiencia de lo más satisfactoria y entretenida, al mismo tiempo que sin duda facilita un tanto la tarea. Y que incluso, como claro tributo a los juegos en los que se inspira y homenajea, también deja mensajes de otros héroes por el escenario para que nos sirvan de ayuda y consejo… o de trampa mortal que nos precipite a un inesperado final.

Unas pinceladas por acá, unas notas musicales por allá…

Sin duda llama considerablemente la atención, y puede que sea uno de los reclamos de Salt and Sanctuary, el apartado artístico del mismo. Con una paleta de colores muy apagados que oscila casi siempre entre los tonos oscuros y los ocres, muy acordes con el sombrío mundo que nos rodea, y el peculiar diseño de los personajes y el entorno, no cabe duda de que el título tiene personalidad y alma propia. No se limita a ser una versión en 2D que imita a una popular saga, sino que intenta imponer un estilo artístico propio, aquí si difiere bastante del estilo realista de los Dark Souls, con un aspecto similar a un cómic… pero a un cómic sórdido de fantasía oscura en Salt and Sanctuary.

En cuanto a la banda sonora decir que es bastante buena y sugerente, con un predominio de temas lúgubres y ominosos protagonizados por órganos y pianos y temas épicos, muy trepidantes, con predominio de violines y guitarra española. Todo totalmente instrumental y sin duda un fantástico acompañamiento en la aventura.

Todo final contiene un nuevo inicio

Tan claro como el agua porque este tipo de juego está pensado para que el jugador que así lo desee lo pueda re jugar las veces que quiera para probar los diferentes credos y profesiones, ver los dos finales de Salt and Sanctuary o simplemente para jugar a una nueva partida plus, empezando desde el principio, pero con el personaje tal y como acabó la aventura, pero esta vez para enfrentarse a una dificultad mayor.

Por no hablar de que cuando escribo esta reseña ya ha salido la segunda parte del juego, Salt and Sacrifice, que continua la aventura en el mismo mundo donde transcurre la primera parte, pero con diferentes personajes y una nueva y críptica historia que jugar que, sin duda, yo no me perderé. En este enlace de ErreKGamer tenemos una reseña del mismo.

Conclusión

En definitiva, Salt and Sanctuary totalmente RECOMENDABLE para los amantes de la saga Dark Souls que busquen nuevos retos, para los incondicionales de los juegos de rol, plataformeo y acción en 2D… y para los tipos duros y curtidos que no se asustan por nada.

ABSTENERSE los más impacientes, los que se agobian si no se lo explican todo y las plañideras que se pasan todo el día llorando por las esquinas y quejándose de la dificultad de este tipo de juegos.

Hemos realizado este análisis en PC.

Análisis: Salt and Sanctuary
Lo bien que mezcla el género metroidvania con la esencia de la saga Dark Souls.La dificultad, que es elevada y bastante exigente.Un apartado artístico original y atractivo.
Quizás se inspire demasiado en saga Dark Souls. Se echa de menos algún aporte mas original.La trama y la historia es muy críptica y hay momentos en los que le jugador no sabe bien que está haciendo y porqué.
8Nota Final
Historia7.8
Jugabilidad8.7
Gráficos7.5