Análisis: Souldiers

Tengo que reconoceros que llevo días dándole vueltas a la cabeza sobre como empezar el análisis de Souldiers y aunque siempre he creído que lo mejor es comenzar por el principio, en este caso prefiero hacerlo pidiendo disculpas. Disculpas por que hace semanas que tenía que haber juntado estas letras para explicaros lo que he sentido al jugarlo, pero a modo de excusa tengo una explicación: No he podido escribirlo hasta haber terminado el juego al 100%.

Souldiers es un metroidvania desarrollado por el estudio madrileño RetroForge Studio y editado por Dear Villagers, del que ya os dejé mis primeras impresiones cuando lo jugué un tiempo antes de su estreno. En él os contaba que «me tiene gratamente sorprendido apuntando a ser una de las grandes revelaciones de este 2022» y vengo a confirmaros que realmente es un producto de una calidad enorme y os voy a contar las razones.

Souldiers

Una historia épica de las de antes

Dos reinos, Zarga y Dadelm, se encuentran en guerra. El ejército de Zarga, del cual eres soldado, prepara una estrategia para tratar de decantar la balanza a su favor y terminar la larga contienda. Pero un suceso inesperado en forma de terremoto sepulta a todo el ejército en una cueva sin salida y el destino de todos es una muerte sin escapatoria. En medio de la desesperación, la luz de una Valkiria ilumina la oscuridad y su figura se alza para proponerles una alternativa a los guerreros de Zarga: deben dejar todo atrás y acompañarla al mundo de Terragaya.

En este punto es donde arrancas el juego, y tu misión es encontrar a un guardián para enfrentarte a él y detener el Ragnarok. Mi primera impresión fue que la historia era uno de los puntos más débiles de Souldiers, sin ser mala me parecía poco profunda. Pero tras poder avanzar en la trama he encontrado un guion muy rico y que te va metiendo en una historia cada vez más profunda y sorprendente, con un desarrollo muy bien llevado que te va enganchando y te hace querer conocer todo.

El desarrollo de los diferentes personajes y enemigos, el entrelazado de las diferentes historias que convergen en ti, un soldado sin nombre, sin importancia, pero que a base de tesón y valor deberá superar todos los obstáculos posibles para salvar a todos. Es una historia sublime llena de épica y valores que te recuerda a las historias de antaño.

Souldiers

No te dejes engañar por ser bonito, es un gran desafío

¿Qué vamos a encontrar en Souldiers? Un juego de plataformas tipo metroidvania que utiliza mecánicas tipo souls y que nos exigirá mucha habilidad para superar los diferentes obstáculos y enemigos. Desde un bonito zorro a una bella águila pueden acabar contigo de unos pocos golpes sin que te des casi ni cuenta. Es un título que castiga mucho el más mínimo error lo que provocará que mueras en muchas ocasiones hasta que domines el escenario, tus habilidades, los patrones del enemigo,…

Souldiers se desarrolla en Terragaya, un mundo enorme interconectado y con un mapa muy estructurado y bien desarrollado. El diseño de niveles y diferentes escenarios es algo digno de elogio con cientos de secretos que te harán dar más de una vuelta si quieres encontrar todo que esconde y puzles que te harán comerte la cabeza para superar los diferentes obstáculos. Con una duración sorprendentemente larga, pero que se te hace poco, os puedo confesar que a mi me ha costado más de 45 horas terminarlo al 100%.

Souldiers

Al comenzar Souldiers elegiremos dificultad entre 3 niveles, aunque al terminarlo se desbloquea un cuarto nivel. Además, deberemos elegir la profesión de nuestro héroe entre soldado, arquero y hechicero. Con rasgos de RPG iremos subiendo nuestro nivel, aumentando nuestras estadísticas, desbloqueando nuevas habilidades y armas secundarias y una de las mecánicas más originales: el sistema de orbes. A medida que vamos avanzando en Soudiers encontraremos unos orbes que nos darán el poder elemental que representan: fuego, tierra, aire, agua y electricidad. Con ellos podremos dañar a los enemigos vulnerables a ese elemento o activar estructuras que nos permitirán acceder a nuevas zonas.

El número y variedad de enemigos es muy elevado, lo que hace que cada zona de Souldiers se sienta única y no tengamos sensación de repetirnos. A medida que avanzamos, los enemigos serán más peligrosos pero la curva de dificultad está bien adaptada ya que a medida que aumentamos nuestro poder podremos hacer frente a los nuevos enemigos, teniendo combates exigentes pero superables. Además, el diseño de los jefes, que son muchos, es realmente variado con rutinas de movimientos únicas que los hacen sentir como una experiencia diferente cada vez y muy divertida.

En este punto puedo confesaros que al vencer al enemigo final he levantado los puños y he dado un grito de victoria. Esa sensación de bienestar al superar un obstáculo realmente complicado, esa sensación de la vieja escuela. Pero tenéis que saber algo, si no tenéis valor, determinación o tolerancia al fracaso quizás Souldiers no sea para vosotros, ya que es un juego difícil.

El apartado artístico de Souldiers

El aspecto visual de Souldiers es una maravilla, con una clara inspiración de juegos de 16 bits de Super Nintendo y Mega Drive. Me he encontrado con uno de los mejores diseños pixel art que he visto hasta ahora. Es que es bonito, muy bonito. Cada personaje, enemigo, jefe, escenario, fondo, elemento, los movimientos… cada cosa que percibe nuestro ojo es precioso. El amor que se ha puesto en el diseño de cada detalle es simplemente un espectáculo. Debéis saber que ha habido momentos en los que me paraba simplemente para admirar los detalles del fondo y del escenario.

Y las melodías y sonidos de Souldiers están a la altura de la obra, son pegadizas y están en perfecta armonía con la ambientación de cada zona y con el momento en que se desarrolla la acción. Pese a las horas que lo he estado escuchando no me he cansado, al contrario, me he sorprendido tarareándolas después de jugar.

  • Souldiers

Conclusión

En conclusión, Souldiers es un juego imprescindible para los amantes de los metroidvania, sobre todo si gustan de los grandes desafíos, las historias épicas, los gráficos de 16 bits y las aventuras originales. En mi caso os puedo confesar, a riesgo de parecer exagerado, que es uno de los juegos que más me han transmitido en mucho tiempo, que ha pasado a estar entre mis favoritos, y eso que un servidor, que ha vivido unas cuantas primaveras, tiene muchos títulos a sus espaldas.

No le pondré un 10, porque nunca he creído en la perfección, pero este juego lo tiene todo bien: una historia profunda e interesante, un sistema de combates y plataformas exigente, pero justo y muy divertido, una belleza artística mimada con un detalle y un gusto exquisito, un diseño de niveles realmente inteligente y bien desarrollado, una banda sonora compuesta como anillo al dedo para ambientar cada escenario y momento del juego. Se podría pulir el control por el alto número de acciones, segundas armas, ataques, pócimas,… que se hace difícil de dominar en las batallas más exigentes. Para terminar lanzo una pregunta: ¿Para cuándo Souldiers 2? ¡Lo necesito!

Hemos realizado este análisis en PC con un código proporcionado por Jesús Fabre y Dear Villagers

4 comentarios en “Análisis: Souldiers”

  1. Buenas Ricardo, para mi si, lo explico en el artículo. Alguna vez has jugado a algún juego que te remueve por dentro, que te marca, que te hace sentir algo especial. Pues conmigo Souldiers lo ha conseguido.

  2. Ya de entrada el apartado artístico, a juzgar por las capturas, es realmente llamativo, si a esto añadimos que es un metroidvania (ya sabemos, mezcla de acción, plataformas, resolución de puzzles, backtraking y exploración), además de tener toques a lo RPG de fantasía… va a haber que probarlo, porque vaya pinta que tiene…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *