Análisis: Bravely Default II

El reino de Musa ya no existe. La princesa Gloria se encuentra en Halcionia huyendo de la devastación y una tormenta violenta ha arrastrado al pescador Seth a sus costas. El caballero que la acompaña y protege, Sir Sloan, presiente que es alguien especial para el cometido de la princesa, que no es otro que esclarecer la devastación de Musa y reunir los cuatro cristales desperdigados por el mundo. Y así comienza Bravely Default II, una historia de estética y sabor noventero. Un viaje mágico con muchas sorpresas. ¿Te animas a acompañar a Seth, Gloria y compañía en un viaje mágico y nostálgico?

En el tiempo de los gráficos hiperrealistas y el nivel técnico sublime, aparece un videojuego con una estética diferente. Cuando introducimos Bavely Default II en nuestra Nintendo Switch vamos a apreciar unas imágenes que a aquellos que peinemos canas, o que simplemente ya no peinemos, van a trasladar tres décadas atrás. Nada más tomar el control de nuestro personaje y empezar el tutorial de rigor, vamos a ver un mundo lleno de color, de luces, de detalles y de extensión que nos va a invitar a adentrarnos en él. Empezamos el juego en el reino de Halcionia y empezamos a conocer la historia que nos propone. Tras la introducción de dos personajes que serán base de nuestra experiencia, y los otros dos que se unirán al equipo casi de inmediato y nos acompañarán hasta el final, escuchamos hablar de los cristales y los asteriscos y a partir de aquí, todo viene rodado y el jugador puede limitarse a disfrutar de los paisajes, el movimiento de los personajes, los combates, el desvelo de detalles de la historia y de una banda sonora impresionante.



LA VIEJA ESCUELA TIENE VIGOR


Durante la primera hora de juego que nos sirve de tutorial, apreciamos claramente que estamos ante un juego con combates por turnos de los que triunfaron a mediados de los 90. Tenemos un sistema de batalla que nos permite planear nuestros movimientos sin ninguna prisa ni presión. Hasta que no demos la orden de comando, el personaje no actuará y el enemigo tampoco. Nuestro equipo lo compondrá casi desde el principio 4 personajes, que se quedarán con nosotros hasta el final y a los que daremos las órdenes que tengamos disponibles y consideremos más adecuadas, ya sea ataque, ataque mágico, utilización de objetos o defensa.

Añade el sistema de acumulación de turnos que ya vimos en Bravely Default, Bravely Second y Octopath Traveller, que nos permite aumentar nuestra defensa a cambio de no atacar y guardar ese turno que no hemos usado para poder realizar varias acciones en un mismo turno más adelante. Así hasta tres turnos acumulables. Aunque hagas un cuarto default, tu personaje se defenderá pero ya no acumulará turnos extra (a veces usar ese cuarto, o quinto default se hace necesario aunque no acumules nada). Esto es el sistema de batalla y el punto principal del juego. Luego haremos las tareas que hacemos en cualquier RPG, visitar poblados, interactuar con sus habitantes y ayudarlos cumpliendo las misiones que nos proponen los lugareños consiguiendo objetos extras y algunos puntos de experiencia y de trabajo para aumentar de nivel y mejorar al personaje.



A TRABAJAR, A TRABAJAR, A TRABAJAR…


Y es que las habilidades de nuestro personaje dependerá del asterisco que utilice y cada asterisco representa un trabajo. Algunos se irán consiguiendo a medida que se avance en la historia y otros lo adquiriremos si completamos misiones secundarias que no harían falta completar para finalizar el juego. El juego ofrece la posibilidad de encontrar 24 asteriscos que representan 24 trabajos. Tenerlos todos nos facilitará enormemente la tarea. Tener a nuestra disposición todas las habilidades nos permitirá diseñar una estrategia válida para derrotar a cualquier enemigo. Y es que Bravely Default II ofrece ese enemigo complicado que suele haber oculto en todos los juegos de Square-Enix y será necesario disponer de estas habilidades para poder derrotarlos.

Añadir que los asteriscos los conseguiremos al derrotar a enemigos que se pueden considerar Final Boss y aparte de una enorme cantidad de puntos de experiencia y de trabajo, adquiriremos un trabajo nuevo que nos permitirá mejorar de forma considerable a nuestros personajes. Cada trabajo cuenta originariamente con doce niveles de desarrollo, pero si vamos a por el 100% del juego, al completar los portales especiales, los trabajos podrán alcanzar el nivel quince, lo que hace mucho más poderoso a nuestros protagonistas.

Bravely Default II añade como novedad el ataque especial de cada trabajo. Sigue las instrucciones para cumplir los requisitos de activar el golpe especial (por norma general es usar una habilidad específica de cada trabajo un número determinado de veces) y prepárate a disfrutar de una escena espectacular y un ataque que difícilmente dejará en pie al enemigo.



GRÁFICOS DE ANTAÑO Y COLORIDO PRESENTE


Bravely Default II presenta un mapa enorme y muy colorido. Cuando estamos fuera de las ciudades, en pantalla aparecen nuestros cuatro protagonistas y los enemigos a los que tendremos que enfrentarnos…, o saldrán corriendo de nosotros si nuestro nivel es alto. También muestra hierbajos y setos que podremos cortar desde el principio para encontrar ítems tales como piezas de armaduras, armas, accesorios, objetos y accesorios. Y luego, tras cumplir algunas misiones secundarias, podremos cortar los árboles también que nos darán mejores recompensas. Los escenarios están vivos y llenos de color, ya sea en los bosques o en las ciudades.

El diseño de los personajes está muy conseguido y consigue transmitir la esencia de cada uno con su diseño. Los jefes finales están en la misma tónica. Los personajes con un corazón bueno pero corrompidos por los asteriscos tienen una apariencia noble. Los que son malvados por naturaleza, también se les nota. Y los monstruos que se pueden considerar jefes finales tienen un aspecto intimidante y agresivo, que deja muy claro las penurias que vas a pasar cuando te enfrentes a ellos.

La parte negativa es que los escenarios están relativamente vacíos y que si jugamos en modo TV, se percibe en el diseño de los personajes una pixelación tenue y en más ocasiones de las que nos gustaría una ralentización molesta. Entiendo que el hardware de Nintendo Switch no es ejemplo de potencia ni recursos, pero después de verla mover Super Mario Odyssey, se sabe que la consola es capaz de más en este aspecto.



UNA BANDA SONORA CASI CELESTIAL

Cuando la trama va a ofrecer tantos momentos cómicos y divertidos como dramáticos, se agradece que la melodía que esté sonando te vaya poniendo en sintonía con la que ha de venir. Además. cada región tiene sus propias condiciones climáticas y la melodía que suena en cada tierra tiene el ritmo de la estación en cuestión. En Enderno y Rimhedal, las regiones de las nieves, la melodía transmite la nostalgia del invierno. En Savalon, tierra de estío, tenemos un ritmo más veraniego. En Halcionia, tierra de primavera, suena a alegría y renacimiento. Y así con cada una de las zonas que iremos visitando a lo largo de la aventura. Mención especial para la tierra de las Hadas, Mag Mell, donde la melodía suena simplemente a magia.

Los diálogos de voz en inglés de los personajes muestran sus estados anímicos y los efectos y gritos durante la batalla cumplen sin más, ni sobresalen pero tampoco incumplen su cometido de dar variedad y movimiento a determinados momentos del juego.


Aquí os dejo un video con una de las canciones que podréis escuchar si os adentráis en esta aventura.



CONCLUYENDO


Bravely Default II propone algo muy concreto que es su mejor y peor virtud. La mayor parte del juego nos la vamos a pasar combatiendo. Es este sistema de combate el que va a decidir si el jugador quedará satisfecho o no. Las ventajas e inconvenientes del sistema de batalla por turnos están claros y lleva demasiado tiempo en su lucha particular de defensores y detractores. Bravely Default II no da un momento de respiro. Son combates por turnos, sí, con su correspondiente espera a que nos llegue el momento de actuación, pero es un sistema distinto con la inclusión de los puntos de Brave, que hace que los combates sean más cortos y, por tanto, menos pesados y más dinámicos. Si ya has jugado al primer Bravely Default o a Octopath Traveller, conoces bien lo que aquí te espera. A eso hay que añadirle la espectacularidad de los ataques finales del trabajo que lleves equipado y el resultado final debe dar para que esperar a que te llegue el turno de acción no sea aburrido.

He dejado para el final su historia, ese hilo por el que te pones a combatir como loco para seguir avanzando y conocer qué es realmente lo que ha pasado con Musa y los motivos de su destrucción, conocer que el enemigo que hay que derrotar es el Nexus Nocte y conocer cómo surgió y se convirtió en lo que puede acabar con el mundo tal y como lo conocemos. Y ese hilo te va a invitar a conocer esta historia. Una historia donde las sorpresas nunca paran, donde lo cómico y lo trágico se mezclan por igual, donde vas a soltar alguna lágrima para soltar un movimiento de cabeza hacia los lados junto con una sonrisa diez minutos después. Mención especial, es justo reconocerlo, para la localización de los textos.

El «argentino» de Elvis es impresionante. La cantidad de situaciones en las que nuestro mago se va a ver envuelto ya hace que Bravely Default II merezca la pena. Y las localizaciones de Wiswald y Savalon, con sus características particulares le dan personalidad e identidad a este viaje llamado Bravely Default II.


Un valor predeterminado, una historia que se va a quedar contigo, unas melodías que seguirán sonando, unos combates que mejorarán el mundo, un mundo que merece la pena conocer.


VALORACIÓN FINAL

Bravely Default II te invita a un viaje inolvidable donde conocerás a personajes increíbles y bien definidos mientras libras combates con los guerreros de luz y casi tocas el cielo con su increíble banda sonora.

 
8
 

______________________________________


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *