Kingpin

ANÁLISIS: KINGPIN – RELOADED

A REY MUERTO, REY PUESTO 

Eran otros tiempos… 

Allá, por el ya lejano año 1999, Xatrix Entertainment como desarrollador e Interplay Entertainment como editor, nos trajeron el Kingpin: Life of Crime original, un shooter en primera persona que contribuiría a evolucionar el género, traería alguna que otra polémica y acabaría convirtiéndose por fin en un juego de culto para sus contemporáneos y las generaciones venideras. 

Realizado con el motor del Quake II, el juego vino con muchas ganas de aportar ideas y conceptos nuevos a un género que ya empezaba a dar muestras de cierto estancamiento, repitiendo una y otra vez las mismas fórmulas de siempre. Si bien es cierto que juegos como el Half Life, Red Faction o Deus Ex cambiaron el género de los shooters en primera persona para siempre, este Kingpin: Life of Crime también aportó su grano de arena para que esto sucediera. 

Innovaciones como la incorporación de un daño específico por cada zona del cuerpo, el uso de modificaciones para las armas, interactuar con los personajes del juego para conseguir información útil o para contratar sus servicios entre otras cosas, además de un excelente modo multijugador, pronto atrajeron la atención del jugador de la época, muy receptivo a la idea de que su género favorito evolucionase por fin.

Si a eso le sumamos la polémica que desde el principio rodeó al título por su representación gráfica de la violencia, el uso del lenguaje descarnado y ofensivo de los bajos fondos y la controversia que se estaba dando en aquellos momentos con los videojuegos violentos, es fácil entender que con este Kingpin: Life of Crime lo que se estaba fraguando es el juego de culto en el que se convertido hoy en día. 

Y de esta forma llegamos al año 2023, el año en el que por fin sale a luz este remaster, Kingping: Reloaded y que muchos de los aficionados al juego original estábamos esperando. 

Así que volvamos al presente y comprobemos si esta nueva versión está, o no, a la altura de las expectativas creadas. 

Kingpin o la insoportable levedad del remaster 

Pues si el juego original vino acompañado de la polémica y la controversia, en esta ocasión, con el remaster, no podía ser menos… aunque por motivos bien diferentes

Si bien es cierto que en esencia el juego sigue siendo el mismo, un juego de acción en primera persona donde tendremos que recorrer un camino de violencia y venganza hasta que consigamos por fin convertirnos en el nuevo jefe del crimen en la ciudad, también lo es que podemos decir las novedades que nos trae esta nueva versión no le han sentado del todo bien y que además no han sido muy bien recibidas por parte de la comunidad

Y es que, simplemente, los chicos del estudio Slipgate Ironworks, aunque editado por 3D Realms e Interplay, se han limitado a hacer un simple lavado de cara, con pocas mejoras reseñables y si un buen puñado de molestos defectos. Seguro es que no lo habrán tenido fácil ya que el código fuente original se perdió, pero eso no quita para que el resultado final de este remaster sea cuando menos irregular e incluso en algunos momentos, insatisfactorio.

Salvo los efectos de luz, la mejora gráfica es casi inapreciable y la inteligencia artificial hace aguas en algunas situaciones. Además, aunque lo están puliendo con frecuentes parches, está nueva versión tiene una iluminación caótica, sigue teniendo algunos bugs de importancia y en determinados momentos sufre de ralentizaciones y significativas bajadas de frames, lo cual termina por resultar muy molesto. 

Si ponemos todo en una balanza uno se pregunta si una remasterización así era necesaria y si no hubiese bastado con un mod de mejora gráfica, que ya existe y es bueno, en vez de hacer una nueva versión que no logra destacar ni ser satisfactoria. 

Para el nuevo jugador la experiencia, más allá de algún problema de rendimiento, no será del todo mala, sobre todo si está dispuesto a jugar a un juego antiguo, de los de antes, y no puede comparar entre las distintas versiones. Sin embargo, el fan veterano, el que haya jugado y disfrutado de la versión original, es más que probable que solo pueda sentirse defraudado, o incluso un poco engañado, con esta nueva versión. 

Y es que cuando un remaster te deja con la sensación de querer volver a jugar a la versión original, a ser posible con un buen mod… es que algo no termina de cuadrar.

Conclusiones del nuevo Rey Criminal de la ciudad 

A pesar de haberse quedado algo anticuado el Kingping original, sigue siendo un buen juego y por tanto esta nueva versión en esencia también lo es. Sin embargo, lamento decir que no está a la altura del original y es ahí donde radica el problema, porque en teoría ninguna edición original debería ser superior a su remaster. 

Importante decir que a pesar de todo el juego sigue siendo muy disfrutable y sin duda se puede pasar un buen rato él, pero mucho me temo que no sea la mejor versión con la que se puede jugar a este juego de culto. 

No obstante, es importante destacar también que no es cierto lo que algunos dicen, que el juego es injugable y que no hay por donde cogerlo, porque tampoco es eso. Lo están actualizando y mejorando de forma constante y el título es del todo jugable, pese a los defectos ya mencionados.

En todo caso lo que si se podría decir de él es que, visto lo visto, al final ha resultado ser un remaster más innecesario que otra cosa. 

Sin más. 

Juego RECOMENDABLE, para las nuevas generaciones que no tengan o no hayan jugado al juego original, para los que tengan algo de paciencia y quieran esperar que terminen de parchear el juego y para los que piensan que no hay remasters malos, solo jugadores quejicas. 

ABSTENERSE los fans incondicionales de la versión original, los que piensan que la mayoría de los remasters son totalmente innecesarios y los que nunca han querido ser reyes de nada. 

P.D. Obviamente la nota es al remaster, no al juego original, el cual merecería sin duda una nota mejor. 

Hemos analizado este juego en PC con una clave proporcionada por Slipgate Ironworks (StridePR)

ANÁLISIS: KINGPIN - RELOADED

✅ Lo Bueno:
• Sigue siendo frenético y divertido
• Las buenas ideas siguen estando ahí
• Al fin y al cabo es un juego de culto
❌ Lo Malo:
• Pocas mejoras reales
• Bugs y ralentizaciones
• Caótica iluminación

Puntuación del editor:
6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *