Análisis: Neversong

La pérdida de un ser querido, de alguien cercano o simplemente aquello que contenga la palabra “muerte”, nos puede provocar la desestabilización moral e incluso conseguir una naturaleza disimulada de la depresión, pero ¿Quiénes somos nosotros? ¿Cuál es nuestro valor? En Neversong se tratará sutilmente todos estos temas, aquel tremendo valor de recordarnos quienes somos a pesar de nuestras circunstancias o el estado mental actual, y el objetivo principal del juego es asegurarnos de saber que somos valiosos y amados. Siempre lo somos y lo seremos.



Y es que su creador Zhenghua Yang relata en este videojuego una vivencia propia, ya que sufrió una enfermedad en la que provocó que cayera en coma sin esperanza alguna, y tras un tiempo se recuperó milagrosamente y encontró en los videojuegos su propia terapia.



“Érase una vez un coma…” así es como comienza Neversong, el despertar de un coma de nuestro personaje llamado Peet y que no encuentra por ningún lado a su mejor amiga Wren. Nuestra misión será investigar los gritos provenientes del corazón de Neverwood, el comportamiento cada vez más extraño de los adultos que nos iremos encontrando y la extraña verdad sobre el pasado de Peet. Todo estará ambientado en escenarios aterradores, desde lugares abiertos como un cementerio o un bosque, a una cloaca o una mansión, con diferentes jefes, monstruos y adultos zombis, además de estar repleto de rompecabezas y de coleccionables. Estos últimos serán unas cartas, algunas estéticas que nos podremos equipar y otras simplemente conmemorativas de lo que es la historia.



Este videojuego de aventura y rol nos permitirá una jugabilidad de desplazamiento lateral y con el manejo de un único personaje, el conocido Peet, pero al que siempre irá acompañado de su fiel amiga “Bird” y será quien nos ayudará a descubrir la verdad sobre nuestro reciente coma. Compuesto por un total de seis niveles, nos dejará conocer cada rincón de Red Wind Field y Blackfork Asylum y sus pequeños puzles, que serán totalmente comprensibles y rápidos de averiguar. Además, podremos utilizar diversos objetos para movernos de diferente manera por los mapas y/o facilitarnos el 1vs1 contra el enemigo.



Sus controles sencillos harán que el propio juego brille por sí solo, con esto incluimos el sistema de combate, y es que a través de nuestro bate de béisbol con pinchos, podremos defendernos de todo aquel que se acerque a quitarnos la vida, pero lo sencillo que son, la rapidez con la que fluye la historia y el movimiento, hace que su disfrute sea mucho más grande. Conforme acabamos con nuestros enemigos, estos nos proporcionaran una especie de estrellas, al conseguir 100 nos aumentará nuestra vida. Además, es un juego que no te permite morir muy fácilmente, ya que podremos conseguir, de manera rápida y sencilla cuando eliminamos a un enemigo, corazones que nos restaura la vida.



Gráficamente no deja de ser un videojuego de plataforma en 2D, donde generalmente se verá más identificativo por los pequeños detalles ambientándonos en un mundo terrorífico, agobiante y donde nuestras peores pesadillas se pueden hacer realidad, e incluso no deja de ambientártelo en un mundo surrealista. Como curiosidad, cuando nos desplazamos con nuestro personaje, este anda de manera lateral, pero no estará de lado, sino que nos mirará continuamente a la cámara, esto ayuda a visualizar mejor los objetos estéticos que nos podemos equipar con los coleccionables que hablábamos más arriba.



También tendrá diálogos, podremos comunicarnos con diferentes personajes, serán conversaciones sencillas, rápidas, donde tampoco abarca mucho diálogo, pero aun así tendremos varias opciones para responder. Otra manera de comunicarse con nosotros será sus relatos, habrá ocasiones que saldrá un libro y aparecerá la historia como si “nos contasen un cuento”.



Junto a los gráficos tenemos los sonidos y su banda sonora, nos sumergiremos en una impresionante banda sonora centrada en el piano. Neversong te permite avanzar en su historia siempre y cuando consigas unas canciones, estas canciones tendrán su propio significado. La música que te acompañará en tu aventura es muy agradable y nos sabrá transporta a cada momento, sobre todo por los sonidos ambientes que en algún momento podremos ir notando.



En conclusión, es un videojuego que solo por el significado de su creación, los motivos y sus objetivos, se debería de dar una oportunidad. Es una historia muy cortita, no llega apenas a las cuatro horas de duración, pero se hace amena, te divierte y tiene un trasfondo bastante curioso para un videojuego. Tiene antecedentes en plataforma móvil y considero que lo mejor que han podido hacer es portearlo a PC. Con su reciente salida en Steam no puede faltar en tu biblioteca.

VALORACIÓN FINAL

Nos adentramos en una aventura muy curiosa, donde tendremos que investigar para encontrar a nuestra amiga Wren, además de descubrir la verdad sobre nuestro reciente coma.

7.5

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *