La sed de las hordas que esperan (esperamos) Rebirth se ha visto calmada en los últimos días, donde el próximo lanzamiento de la saga Final Fantasy ha sido un claro protagonista en el State of Play, en la Tokio Game Show y con una demo presentada a creadores de contenido. No es poca la información que hemos obtenido de Square Enix, por lo que en el siguiente artículo resumiremos los puntos más importantes de ella.

State of Play

El primer atisbo de información reciente fue recibida en el State of Play del 14 de Septiembre. Después de un evento con altibajos, en el que lo más notorio fueron los DLCs de Resident Evil 4 Remake y Tales of Arise, así como alguna nueva clave sobre el próximo Spiderman 2; desde PlayStation decidieron culminar el evento con un trailer sobre uno de los títulos más esperados en la actualidad, Final Fantasy VII Rebirth. Un trailer de cinco minutos en el que no encuentras prácticamente nada de paja, es todo oro puro, contenido interesante y de calidad para el espectador.

En cuanto a escenarios, volvieron a mostrar zonas aparentemente grandes para explorar, algo que se intuía en lo mostrado en la Summer Game Fest. Entre ellas podemos distinguir zonas más desérticas, algunas más boscosas y otras acuáticas. En general, dentro de lo que parecen áreas austeras, se transmite una variedad de agradecer. También se han visto fragmentos de localizaciones míticas, como Gold Saucer, Junon o Cañón Cosmo, las cuales son enormes, haciendo que el mundo de Rebirth sea tan inmenso como nos imaginábamos con el clásico de PSX. Para los más juguetones, mostraron dos veces a Zack y Cloud llegando a Midgar, por lo que las diferentes teorías se mantienen a fuego.

Rebirth

El combate mostrado mantiene las pericias de las que gozamos en Remake, añadiendo los combos entre personajes vistos en Intergrade. Se mostraron varios: Barret lanzando a Yuffie, Aeris dando energía a Cait Sith para que este lance una especie de hiperrayo o… Cloud y Sephirot combinando sus golpes para atacar al unísono a un enemigo. No fueron los únicos guiños para hacer las delicias del populacho, también se dejaron ver jefes e invocaciones, minijuegos, el buggie, e incluso Vincent. Para finalizar, lo que un servidor más esperaba y la razón por la que vio el evento, como guinda del pastel se dio a conocer la fecha de lanzamiento de Final Fantasy VII Rebirth, el 29 de Febrero de 2024.

Demo(s) de Final Fantasy VII Rebirth

Quizás la presencia de Rebirth en el State of Play no fuera tanta sorpresa para muchos, al contrario que si lo fueron las demos que dieron a probar a influencers de todo el mundo y que nos dejaron a todos de piedra, ya que no se esperaba para nada. Y digo demos, en plural, porque no fue una, sino dos. Y muy distintas. En la primera de ellas, se jugaban unos minutos del flashback de Nibelheim, en el cual Cloud cuenta al grupo su pasado junto a Sephirot. En la segunda se deja a un lado cualquier aspecto narrativo, para pasar a disfrutar de una parte explorable de lo que será el área cercana a Junon.

Del pasado de Cloud, hay algo que atrae toda nuestra atención, y que Square Enix, zorros como siempre con Rebirth, enfatizan para enganchar más al seguidor. Este blanco de nuestras miradas no es otro que Sephirot. Su actitud con Cloud, sus palabras y su destreza en el combate mantienen la mente del jugador despierta. Se inicia en el Monte Nibel, donde podremos ver a una joven Tifa con su look de vaquera, quién nos acompañará en nuestro camino al reactor. Aquí seguirá y finalizará la demo, encontrando entornos similares a los que observamos en Remake.

En la demo de Junon, el objetivo será realizar una serie de misiones secundarias que nos permitirán explorar una pequeña parte del mapa de Rebirth. Sobre todo nos sirve para conocer de primera mano esa sensación de libertad tan deseada, así como para poder controlar en combate a Red XIII, algo con lo que nos quedamos con muchas ganas en Remake. También muestran como es desplazarte con Chocobo a través del mapa, similar a Final Fantasy XV, y algunos nuevos detalles jugables como es la aparición de retos en los combates o la recolección de recursos en el mapa.

Antes de cambiar de tercio, me gustaría hacer una pequeña comparación con Final Fantasy XVI, el último juego de la saga. Parece que Rebirth (motor gráfico Unreal Engine 4), está un paso por detrás a nivel visual que esta última entrega; aunque lo que se ha perdido en este sentido, se gana en profundidad de mundo. Yo siempre pongo la jugabilidad por delante, por lo que estoy contento con esta dirección. Prefiero el mundo mostrado en estas demos al que nos ofreció el XVI, sin duda. Por no hablar, que sólo con los pocos biomas mostrados en los trailers ya se detecta una mayor variedad.

Tokyo Game Show

Final Fantasy VII Rebirth también ha sido un claro protagonista de la Tokyo Game Show. Square Enix ha querido poner toda la carne en el asador con Rebirth en esta época del año, sabiendo de la importancia de la misma. Dentro de la convención ha tenido su propio espacio, dando la posibilidad de probar el juego a los asistentes. Además hemos disfrutado de distintas charlas del equipo de desarrollo dentro del evento, así como algunas entrevistas con motivo de la celebración de una de las ferias de videojuegos más influyentes a nivel mundial.

Como sería una ardua tarea recopilar todos los detalles descubiertos y analizar todas las opiniones vertidas sobre Rebirth, vamos a tomar las más importantes y certeras. En mi opinión, lo más sorprendente (de manera grata) de todo es que han asegurado que este título va a tener unas 100 horas de juego real. Para alguien que se quiere perder en el mundo que propone este videojuego es algo muy bueno. Algo negativo, es que volveremos a tener personajes del grupo «no jugables» en Rebirth, al igual que pasó con Red XII en Remake. En este caso, será el bueno de Vincent el que sólo nos acompañará, no pudiendo manejarlo en combate hasta la tercera y última parte de este proyecto.

En cuanto al tema historia, siguen manteniendo la misma claridad que en sus trailers, es decir, ninguna. No se mojan demasiado, pronunciando frases ambiguas o aludiendo al tópico «tenéis que esperar unos meses para conocer eso». Sí que siguen haciendo hincapié en que todo es más sencillo de lo que realmente parece y que la mayoría de eventos del original y lugares que visitar se van a mantener en Rebirth, aunque el orden no será el mismo.

Mis conclusiones con toda esta nueva información, es que Rebirth parece un juego mucho más ambicioso que Remake. A nivel de producción y expectativas parece estar por encima. También creo que han mostrado mucho. Muchísimo. Aunque estoy seguro que si han mostrado tanto es porque tienen una cantidad inmensa de detalles guardados. Eso sí, las ganas de este juego están por las nubes gracias a todo lo enseñado y no olvidemos, que a día de hoy quedan cinco meses para su salida (si no se retrasa). Nos vemos el 24 de Febrero del año que viene, salud y larga vida a Final Fantasy VII.