Análisis: Young Souls

El estudio indie 1P2P nos sorprenden con su primera creación, Young Souls. Es un juego del género beat ‘em up pero que añade también tintes de rol y realmente creo que han conseguido que la mezcla funcione francamente bien.

Dos adolescentes problemáticos

Young Souls comienza presentándonos a nuestra pareja protagonista, los huérfanos Jen y Tristán. Han vivido durante toda su vida cuidándose entre ellos hasta que un tiempo atrás fueron adoptados por un científico bastante excéntrico pero que los quiere como si fuesen sus verdaderos hijos.

Al comienzo de Young Souls exploraremos la mansión en la que viven nuestros protagonistas y tendremos nuestras primeras andaduras por el pueblo en el que viven. Tras una pequeña introducción veremos que el profesor ha desaparecido y se descubrirá que en el sótano de la mansión hay un misterioso portal que nos lleva a un mundo subterráneo habitado por goblins, es entonces cuando comenzarán de verdad nuestras aventuras en estas misteriosas tierras subterráneas para rescatar al profesor.

Young-Souls-town

Mezcla de beat ‘em up y rol en Young Souls

Una vez que llegamos a los niveles subterráneos es dónde realmente comienza la experiencia de la mayor parte de Young Souls. Habrá cuatro zonas divididas en varias fases por las que habrá que ir avanzando y se podrán volver a visitar las veces que queramos (a excepción de las fases de jefes).

Durante las mazmorras podremos ir cambiando entre Jen y Tristán, algo que le da variedad al título, aunque se manejen de la misma forma, conforme les vayamos equipando con distintas armaduras y armas y a Jen o a Tristán les vayamos dando estadísticas distintas cuando suban de nivel podremos enfocar a cada personaje a roles distintos.

A lo largo del recorrido de Young Souls, los personajes irán subiendo de nivel y podremos subir distintas estadísticas a ella o a él. Además también se irá consiguiendo equipamiento y armas distintas, con lo que puedes hacer distintas combinaciones. Por ejemplo yo a Tristán le subí especialmente la vitalidad y le puse armas pesadas convirtiéndolo en una especie de tanque, mientras que a Jen le puse armas ligeras y le subí especialmente el ataque convirtiéndola en una asesina rápida y precisa.

Young-Souls-screenshot1

Mientras avanzamos por las fases de Young Souls iremos adquiriendo distintas llaves que irán desbloqueando cofres con diversos objetos y que también desbloquearán acceso a fases antes bloqueadas, muchas de estas fases no serán obligatorias para finalizar la aventura pero superarlas nos recompensarán con objetos y equipamiento de gran calidad.

Los controles son fáciles de aprender y podremos ejecutar desde combos con golpes normales hasta machacar a quiénes nos planten cara con poderosísimos ataques cargados. Además cada arma tendrá una habilidad especial que nos consumirá un poco de magia al usarla. Igualmente el juego tiene distintos modos de dificultad y muchas opciones de accesibilidad que toda persona que quiera activar podrá hacerlo fácilmente desde el menú de opciones. Esto es algo que cada vez más juegos traen y es siempre de agradecer.

La variedad de enemigos en Young Souls es lo suficientemente amplia como para tener que aprenderte distintos patrones de ataque dependiendo del enemigo al que te enfrentes, a veces es mejor atacar con precisión y por la retaguardia y en otras es mejor machacar con fuerza a tus enemigos o romper sus defensas con contraataques.

Young-Souls-screenshot2

Las luchas contra jefes me han gustado bastante y me han parecido bastante originales, aunque he de sacar un PERO muy grande a Young Souls y es que en muchas ocasiones peca de tener demasiados flashes en pantalla, un combate contra un jefe concreto me costó excesivamente y cometí muchos fallos debido a que había más flashes que en una sesión fotográfica o en una discoteca, ojalá en un parche añadan una opción para desactivarlos o como mínimo reducirlos.

Otro problema de Young Souls aunque no tan grave es cuando te enfrentas a enemigos colosales, que a veces cuándo estás detrás de ellos no se ve tu silueta y tampoco sabes muchas veces donde te encuentras, es algo que también deberían arreglar en un parche pero no es tan grave como el de los flashes.

Lucha, pero con estilo

Mientras que por las noches la acción se lleva a cabo en los subterráneos, por el día habrá que realizar tareas en el pueblo en el que Jen y Tristán viven.

Muchas de las veces en las que subimos de nivel, se nos recompensará con una ficha para hacer ejercicio en el gimnasio. Por el día podremos hacer una visita al gimnasio que constará de unos pequeños mini juegos que consistirán básicamente en pulsar un botón y mantenernos dentro de unos límites, si lo hacemos correctamente podremos subir uno de los atributos de nuestra fraternal pareja.

Young-Souls-Gym

También podremos vender todos aquellos objetos que no queramos y la chatarra que a veces conseguimos en la tienda de segunda mano para ganar unos suculentos billetes que posteriormente podremos gastar en la tienda de moda, donde podremos cambiar el estilo de nuestra pareja protagonista y la tienda más importante, la de zapatillas, ya que al ser mágicas nos otorgarán importantes beneficios, como por ejemplo ganar más dinero al derrotar enemigos, eso sí, estos beneficios tienen un alto coste monetario.

Además tendremos el mercado goblin, en el que podremos gastar el dinero del subterráneo en todo tipo de objetos, equipamiento y armas. Asimismo, más avanzada la aventura también nos encontraremos con alguna sorpresa.

Young-Souls-goblin-market

Finalmente también podremos visitar el ayuntamiento, pero esta zona básicamente servirá para avanzar algunas misiones del juego y estarán ligadas intrínsicamente a la historia del juego.

Creo que el día y la zona de la ciudad la podrían haberse aprovechado algo más para realizar algún mini juego más o misiones secundarias que tuviesen que ver con los habitantes, ya que hay varios de ellos con los que puedes interactuar, pero no aportan nada más aparte de algunas líneas de texto.

La verdadera pregunta es, ¿por qué luchamos?

Young Souls intenta plasmar las inquietudes y las dudas características de la etapa de la juventud. Es por ello que la historia nos va mostrando como mientras más nos adentramos en el subterráneo y luchamos e interactuamos con más goblins, se muestran diversos sentimientos, muchas veces encontrados, como dudas sobre la misión que están llevando a cabo, ira y también dolor y tristeza.

Creo fervientemente que este tema es algo muy importante para plasmar en un videojuego y del cual se puede sacar mucho jugo, pero no acaba de convencer en Young Souls por como se van desarrollando diversos acontecimientos a lo largo de la historia.

El juego también toca un tema ciertamente controvertido como es la guerra, no nos hace una clase filosófica ni mucho menos pero se atreve a meterse en terrenos pantanosos a los que no estamos habituados normalmente dentro de un videojuego.

Aún así, la historia me ha parecido lo suficientemente consistente como para encariñarme por la pareja protagonista y por parte del elenco principal y dejarme satisfecho con el resultado.

Young-Souls-screenshot3

Conclusión

Young Souls es un gran juego para ser el primero del estudio 1P2P, han sabido combinar dos géneros que no suelen ir habitualmente de la mano y lo han hecho francamente bien. Tanto la historia como el estilo artístico del juego son de un gran nivel y conseguirán que a cualquier persona que le guste alguno de estos géneros esté enganchada al título durante el tiempo que tarde en finalizarlo.

Lamentablemente, Young Souls una vez acabado no invita en exceso a jugarlo de nuevo, ya que en una partida puedes sacar sin problema todas las zonas y objetos del juego y una vez acabado tu única opción es volver a comenzar una nueva partida. Creo que es un juego que admitiría gratamente un modo de nuevo juego +, o en su defecto hagan más grande su mundo con un DLC o una futura expansión.

Hemos realizado este análisis en PC con un código proporcionado por The Arcade Crew.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *